26 Marzo 2021

¿Es importante el tamaño del útero para el embarazo?

tamaño utero

Por el Comité editorial de IVI Santiago

¿Es importante el tamaño del útero para el embarazo?  El útero tiene una función fundamental durante el embarazo: proteger al feto en desarrollo hasta su nacimiento. Por eso, es razonable que tanto su tamaño como volumen afecten a la implantación del embrión, su crecimiento y desarrollo durante esos 9 meses.

 

El útero promedio mide entre 7,6 cm de longitud y 5 cm de ancho. Este tamaño “óptimo” tendría las mejores chances de llevar adelante un embarazo saludable a término y el nacimiento de un bebé [1]. Sin embargo, estas medidas pueden variar de mujer a mujer, generando en ocasiones algunas dificultades de fertilidad.

 

Tamaño del útero: ¿muy pequeño o demasiado grande?

 

Hay dos maneras en las que el tamaño del útero puede complicar la búsqueda de un embarazo: ser demasiado pequeño o muy grande.

 

  • Útero pequeño o hipoplasia uterina simple

 

Se llama hipoplasia uterina a una malformación del tracto urogenital que da como resultado un útero pequeño. Generalmente, la causa es genética. El resultado es un desarrollo limitado de los conductos de Müller, a partir de los cuales se produce la diferenciación entre el tracto urogenital femenino y masculino.

 

Cuando el crecimiento de ese útero se detiene en la infancia se suele denominar “útero infantil”. En algunos casos, esta matriz tiene un grado de inmadurez que afecta incluso a las trompas de Falopio y a los ovarios, produciendo menstruaciones irregulares [2] y por ende, problemas para lograr un embarazo.

 

Si bien un 15% de las mujeres con este diagnóstico presentan problemas de fertilidad, del resto, solamente un 10% puede llevar a término la gestación [3]. La razón es que este tipo de úteros podrían predisponer más a abortos espontáneos y a partos prematuros [4].

 

Puede haber tratamiento

 

Un diagnóstico de útero hipoplásico no tiene por qué determinar las posibilidades de lograr un embarazo. En ocasiones, el médico especialista podría administrar estrógenos para solucionar el problema y aumentar las posibilidades. En otros, sin embargo, un útero demasiado pequeño podría dificultar que los tejidos absorban dichas hormonas, limitando el rendimiento de las mismas.

 

  • Útero agrandado o demasiado grande

 

Un útero más grande de lo normal puede deberse a problemas benignos e inofensivos. Si bien en casos contados podrían requerir una intervención quirúrgica, en otros podrían controlarse con un monitoreo. Entre estas causas de agrandamiento uterino, pueden mencionarse las dos más frecuentes:

 

– Fibromas

 

Se trata de masas o quistes que crecen dentro y fuera del útero y que no se sabe bien por qué aparecen. Algunas teorías apuntan a cambios hormonales e incluso a la genética. Aunque muchos pueden ser pequeños e imperceptibles, otros podrían ser muy grandes, sobresalir y pesar bastante, agrandando así el útero.

 

– Adenomiosis

 

Ligada a los niveles de estrógeno, en esta afección el revestimiento del útero (el endometrio) crecería dentro de la pared uterina media. Causaría hinchazón en la parte baja del abdomen, y podría llegar a aumentar el tamaño del útero de dos a tres veces más que uno normal. 

 

Cuando se busca un embarazo y no se logra

 

Tanto en úteros más pequeños como en aquellos más grandes de lo normal, un tratamiento hormonal o un monitoreo pueden ser suficientes para revertir la situación. En otras ocasiones, quizás se deba recurrir a un procedimiento quirúrgico. Esto lo determinará un médico.

 

Lo importante es que cuando el tamaño del útero afecta las posibilidades de fecundar naturalmente por causar períodos menstruales irregulares, se puede acudir a una clínica de Reproducción Asistida. De esta manera, se reducen al menos los tiempos de lograr un embarazo, y además se produce una implantación con amplias posibilidades de éxito.

 

Al descartar potenciales problemas como la edad avanzada de los óvulos, enfermedades genéticas y cromosómicas, las posibilidades de perder un embarazo se reducen al menos en esas variables. Algunas de las técnicas que pueden servirle a una mujer con un tamaño irregular del útero, son:

 

 

 

 

Cuando una mujer requiere de un tratamiento o intervención quirúrgica debido al tamaño del útero, puede tomarse su tiempo para recuperarse y ver su evolución, sin preocuparse por su edad. Mediante la preservación de sus óvulos puede realizar tratamientos prolongados para mejorar sus posibilidades de gestar saludablemente.

 

El procedimiento de vitrificación consiste en una estimulación ovárica mediante la inyección de hormonas, para generar más óvulos de lo normal. Los mismos son tratados con sustancias crioprotectoras y sumergidos en nitrógeno líquido a una temperatura de -196º C.

 

Este procedimiento permite, entonces, que los óvulos conserven su “salud” hasta que la mujer esté lista para usarlos en un tratamiento de Fecundación In Vitro.

 

 

Este tratamiento puede realizarse hayan sido o no vitrificados los óvulos. El embrión puede ser generado en laboratorio mediante este procedimiento. Pueden transferirse, entonces, una vez que la mujer haya realizado tratamientos hormonales o quirúrgicos para mejorar las condiciones de gestar de su útero.

 

¿Cómo se realiza? IVI Santiago cuenta con dos técnicas. La tradicional consiste en colocar al óvulo en una placa de cultivo y rodearlo de espermatozoides. La otra es la Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI). Luego de la observación de los embriones y su análisis, se procede a la transferencia en el útero materno.

 

 

A su vez, para determinar qué embriones gozan de mejor salud, se les realiza un test genético. Se desvanecen así las chances de que porte alguna enfermedad causante de abortos espontáneos o partos prematuros. Para ser exactos, las posibilidades de éxito de este análisis aumentan hasta el 70% [5], gracias a que da la posibilidad de seleccionar los embriones sanos.

 

De esta manera, las mujeres que tienen un útero con tamaños diversos a los normales pueden tener la oportunidad de lograr un embarazo, un bebé sano y de poder cumplir el sueño de ser madre.

 

 

 [1] https://journals.lww.com/md-journal/fulltext/2019/11220/uterine_size_and_volume_are_associated_with_higher.31.aspx

[2] https://www.dicyt.com/viewNews.php?newsId=29301

[3] https://www.dicyt.com/viewNews.php?newsId=29301

[4] https://www.elsevier.es/es-revista-progresos-obstetricia-ginecologia-151-articulo-anomalias-congenitas-del-utero-S0304501314000077

[5] https://ivinet.cl/tratamientos-reproduccion-asistida/fiv-genetic/

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up