3 Febrero 2021

¿Qué es un embarazo de riesgo?

Embarazo de riesgo

Por el Comité editorial de IVI Santiago

Cuando una mujer está cursando un embarazo suele sentirse abrumada por tantos cambios e información nueva, además de que tiene nuevos temores e inseguridades. Un miedo que puede surgir es si su embarazo es de riesgo o no, duda que suele ser respondida por su médico obstetra luego de realizarle los estudios de rutina. Si bien la calificación embarazo de alto riesgo suena alarmante y puede generar una preocupación extra. Por eso, es pertinente explicar que es una forma de nombrar a ciertos tipos de embarazos a los que los médicos necesitan brindar una atención especial para que no haya mayores complicaciones.

La definición de embarazo de alto riesgo es aquel en el que tanto la madre como el futuro bebé tienen una mayor probabilidad a padecer un problema de salud o en el que puede correr riesgo su vida. Un ejemplo de las complicaciones son la restricción del crecimiento del bebé intrauterino, parto prematuro, preeclampsia, hipertensión inducida por el embarazo y problemas con la placenta. Un embarazo de riesgo puede darse si la madre tiene un problema de salud como diabetes, cáncer, presión arterial alta, enfermedad renal o epilepsia.

Otros factores que aumentan el riesgo del embarazo

– Consumo de alcohol, drogas, tabaquismo
– La edad materna (si es menor a 17 años o mayor de 35)
Embarazos múltiples
– Múltiples abortos espontáneos (tres o más)
– Si se detectó que el feto tiene un problema genético, cardiológico, pulmonar o renal.
– Partos prematuro previos, preeclampsia o un bebé con problemas genéticos
– Infección como VIH o hepatitis C, en la mujer
– Uso de medicamentos como litio, fenitoína, ácido valproico o carbamazepina, en la mujer

El embarazo puede ser considerado de riesgo desde un inicio. O bien en el transcurso del embarazo el médico puede determinar que se convirtió en un embarazo de riesgo por factores específicos que haya notado en la consulta.

¿Cómo se previene un embarazo de riesgo?

El equipo de profesionales de IVI Santiago, recomienda que para prevenir un embarazo de riesgo se tomen las siguientes medidas:

Planificar el embarazo: en el momento que se tome la decisión de tener un bebé es importante que la pareja o la mujer consulte a un médico especialista. Esto es importante para que él pueda indicarle los cuidados que se deben tener en consideración para tener un embarazo saludable y sin riesgos.

Constancia en las consultas médicas: es realmente importante que no se pasen por alto las consultas médicas programadas durante el embarazo. Las mismas sirven para llevar un seguimiento del crecimiento del bebé y poder actuar a tiempo en el caso que se requiera.

Alimentación saludable: la alimentación es esencial para poder llevar adelante un embarazo sano, es importante que la mujer le consulte a su médico si debe tener algún cuidado en particular con la comida o qué nutrientes tiene que incorporar a su dieta.

Dar fin a los malos hábitos: hay hábitos que son realmente nocivos para la salud materna y del futuro bebé, por eso es importante que antes de avanzar con el embarazo se evite continuar con ellos, como por ejemplo el tabaquismo, beber alcohol, el consumo de drogas y la automedicación.

Control del peso: aquellas mujeres con obesidad o sobrepeso es necesario que realicen un tratamiento para poder tener un peso saludable así se disminuyen las complicaciones en el posterior embarazo. Para ello es necesario consultar con un especialista, quien indicará cuál es la dieta adecuada.

Embarazos de riesgo y Reproducción Asistida

Algunas veces se relaciona al embarazo de riesgo con aquellos que son obtenidos a través de tratamientos de Reproducción Asistida. Es importante destacar que los embarazos logrados por Fecundación In Vitro (FIV) deberían tener una evolución normal como cualquier embarazo que haya sido concebido de forma natural. Sin embargo, es una realidad que la mayoría de las parejas que recurren a este tipo de tratamientos lo hacen por alguna patología referida a la fertilidad o bien porque la edad de la mujer imposibilita el embarazo natural. De todas formas, se consideran embarazos de riesgo por las características clínicas de la pareja y no porque se realice una técnica de reproducción asistida para conseguir el embarazo.

Como explicamos anteriormente, la edad materna es un factor clave a la hora de determinar si un embarazo es o no de riesgo. Algunos problemas que pueden surgir si la mujer está en una edad avanzada es que sufra de diabetes gestacional o de problemas de hipertensión arterial. Por esta razón, nuestro equipo de profesionales le brinda una atención y seguimiento personalizado a nuestras pacientes para disminuir al máximo las posibles complicaciones que puedan surgir. Además, es importante tener en cuenta la salud preconcepcional para disminuir los riesgos como por ejemplo: tener un peso saludable, evitar sustancias tóxicas como el alcohol y el tabaco, mantener una dieta saludable y realizar ejercicio.

 

¿Por qué es tan importante la transferencia de un único embrión?

Gracias a los avances tecnológicos en materia de medicina reproductiva, nuestro equipo de profesionales reduce la tasa de embarazos múltiples para evitar que sea un embarazo de alto riesgo. Esto se hace mediante la transferencia de un único embrión (Single Embryo Transfer, SET, por sus siglas en inglés), para evitar los embarazos múltiples y, de esta forma, disminuir el riesgo de un posible embarazo de riesgo. El SET es posible gracias a la tecnología que tenemos en IVI Santiago, que nos permite elegir el embrión más apto manteniendo nuestras tasas de éxito.

A modo de resumen podemos decir que el embarazo va a ser de riesgo dependiendo de las características de cada mujer y no de si la concepción fue de forma natural o por tratamiento de reproducción asistida. Las recomendaciones para aquellas mujeres jóvenes que deseen ser madres pero en un futuro es que preserven su fertilidad para no tener mayores complicaciones cuando sea el momento de realizar el tratamiento. Asimismo, a quienes estén considerando ser padres pronto se les recomienda adoptar hábitos saludables antes de la concepción para disminuir los factores de riesgo.

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up