Esta técnica consiste en la fertilización de los ovocitos de una de las mujeres con espermatozoides obtenidos de un banco de semen, a través de la técnica FIV. Una vez obtenidos los embriones, serán transferidos al útero de la otra mujer. De esta manera se logra lo que llamamos “maternidad compartida”.

Esta técnica, junto a la Inseminación Artificial y la Fecundación In Vitro con semen de donante, es una de las opciones que tienen las parejas igualitarias para cumplir su sueño de ser madres y formar una familia.

Indicado para:

 

  • Parejas homosexuales de mujeres que desean ser madres y afrontar el proceso de Reproducción Asistida de manera compartida, ya sea por elección propia o por indicación médica:
    • Por mala calidad ovocitaria o enfermedades hereditarias que no pueden ser detectadas por técnicas de DGP
    • Por ovarios inaccesibles para la obtención de ovocitos o ausencia de ovarios
    • Ante fallos repetidos en Fecundación In Vitro o ICSI por baja respuesta

RESULTADOS

El 90% de los pacientes que siguen un tratamiento de reproducción en IVI quedan embarazados

TECNOLOGÍA

IVI es pionero gracias a que usa la última tecnología de reproducción asistida para ofrecer los mejores resultados

ATENCIÓN

El 97% de nuestros pacientes recomiendan IVI.
IVI ofrece atención personalizada y acompañamiento en todas las fases del tratamiento.

CALIDAD/PRECIO

No somos la opción más cara. Somos la que más alternativas de tratamiento ofrecemos para lograr resultados.

PROCEDIMIENTO

La característica del método ROPA que lo diferencia del resto de los tratamientos es que ambas mujeres participan de una manera activa durante todo el procedimiento.

Esta técnica se realiza a través de la Fecundación In Vitro con semen de donante, en la cual el embrión es implantado a la pareja de la mujer que ha aportado el óvulo.

IVI

Estimulación ovárica

Al igual que en la Fertilización In Vitro convencional, la mujer que aportará los óvulos debe someterse a un proceso de estimulación ovárica. Consiste en la auto-administración de hormonas con el fin de producir más ovocitos, dado que de forma natural la mujer produce un único óvulo en cada ciclo. Al obtener más ovocitos, se pueden generar más embriones y así aumentar las tasas de éxito del tratamiento.

Esta fase lleva entre 10 y 20 días, dependiendo de la respuesta de cada paciente y el protocolo utilizado. Durante este periodo la paciente deberá realizarse controles ecográficos en nuestro centro de Reproducción Asistida, para que el especialista pueda observar su evolución. Una vez que el médico determina que los folículos han alcanzado un número y tamaño adecuado, se programa la extracción de los folículos, lo que llamamos punción.

Punción folicular

La punción es un proceso que se lleva a cabo en el quirófano de la Clínica IVI, bajo sedación para que la paciente no sufra ninguna molestia. Esta intervención tiene una duración de 15 minutos aproximadamente y se recomienda que la paciente acuda al centro acompañada.

IVI

Fecundación y transfer

Una vez obtenidos los ovocitos y la muestra de semen, se realiza la Fecundación In Vitro. Dado que el esperma proviene de un banco de semen, esta deberá ser asignada con anterioridad según lo requerido por la pareja

La técnica de FIV posee dos alternativas, la tradicional y la técnica ICSI. La tradicional consiste en rodear al ovocito con el esperma y dejar que la fecundación se produzca de forma natural; mientras que en la técnica de ICSI la fecundación se realiza a través de la inyección de un espermatozoide previamente seleccionado por morfología dentro del óvulo.

Una vez obtenidos los embriones, y luego de haber sido observados en nuestro laboratorio hasta el estadio de blastocisto, pueden ser transferidos a la pareja de la mujer que ha aportado sus óvulos.

La mujer receptora deberá preparar su endometrio para que se encuentre en condiciones de recibir el embrión. La transferencia del embrión es un proceso rápido en el cual no se requiere anestesia ni cuidados especiales posteriores. La paciente solo deberá procurar no exponerse a situaciones en las cuales pueda subir su temperatura corporal ni ingerir alcohol o medicamentos sin antes consultar al médico especialista.

Luego de 10 días se realizará el análisis de la beta-hCG para confirmar el embarazo. Este análisis se puede realizar tanto en la clínica IVI, como en cualquier laboratorio capacitado. A pesar de que haya habido sangrados durante los 15 días posteriores a la transferencia, se deberá realizar esta prueba y la medicación prescrita por nuestros médicos no debe ser interrumpida, ya que el sangrado no tiene por qué ser síntoma de que el embrión no ha implantado correctamente.

IVI

Vitrificación de embriones restantes

Luego de la transferencia, los embriones restantes serán vitrificados con el objetivo de poder realizar otra transferencia en el caso de ser necesario. De esta manera se evitará realizar una nueva estimulación ovárica.

RESERVA TU HORA