17 Julio 2020

Consejos para descubrir tu fecha probable de parto tras una inseminación

Por el Comité editorial de IVI Santiago

Muchas mujeres dan cuenta de su embarazo natural tras la falta de su periodo menstrual. Para entonces, habrán transcurrido unas 5 semanas desde la gestación. Un error muy común en este sentido es que, para calcular la fecha probable de parto, se cuentan los nueves meses desde la fecha en que se realiza la prueba de embarazo. Vale aclarar que este procedimiento es erróneo, tal y como sucede si se le incluyen las semanas de ovulación.

Ahora bien, en el caso de los embarazos logrados a través de un tratamiento de fertilidad, la metodología es distinta. Por ejemplo, para la Inseminación Artificial se debe tomar en cuenta si es un ciclo natural y anotar el día de la última menstruación de la paciente, con el objetivo de datar la gestación. Pero en cambio, si se trata de una estimulación ovárica mediante hormonas, se tomará en cuenta la fecha de inseminación como la ovulación teórica. En paralelo, a dicha fecha se le suman las dos semanas anteriores con la intención de conocer el FUR teórica (lo que se conoce como la fecha de la última regla) para determinar la fecha probable de parto.

En definitiva, tal como mencionamos, de acuerdo a los especialistas en Reproducción Asistida, existe una diferencia entre un embarazo natural y un embarazo por inseminación, en lo que respecta a la fecha probable de parto. La gran diferencia es que en el segundo caso es más fácil datar el comienzo de la gestación. En tanto, esto servirá como referencia para calcular con exactitud las semanas del embarazo conociendo la fecha de la transferencia embrionaria al útero materno, además de la edad del embrión.

Fecha probable de parto: calculadora

En efecto, el Dr. Andrés Carvajal, Médico especialista en Reproducción Asistida de IVI Santiago, explicó cuál es la mejor forma de calcular la fecha probable de parto: “se calcula con la fecha de la última regla. En algunos tratamientos, se ajusta según la fecha de transferencia y los días de vida del embrión. Por lo tanto, muchas veces les calculamos una fecha de su última regla para la fecha probable de parto”. 

Sin embargo, actualmente muchas mujeres proceden a realizar búsquedas en Internet y se encuentran con una infinidad de herramientas online conocidas como calculadora de embarazo. A través de ella, la futura madre podrá determinar la fecha exacta de su periodo de gestación, así como la fecha probable de parto. Lo importante es que se conozca con exactitud la fecha de inicio del tratamiento de reproducción asistida.

De todas formas, el Dr. Carvajal también opinó sobre estas nuevas metodologías virtuales que permiten tener más información sobre los procesos de embarazos. En este orden, detalló lo siguiente: “Las herramientas online que calculan la fecha de parto automáticamente, tras ingresar la fecha de la última menstruación, no son confiables. Dado que requiere tener fechas muy regulares o no haber utilizado anticonceptivos al menos 3 meses antes de utilizarlas. En este sentido, viene bien enfatizar que no son exactas”.

El embarazo después de la inseminación: ¿qué debo saber?

Los especialistas en materia de salud reproductiva y fertilidad señalan que un embarazo por inseminación no requiere de ningún cuidado especial o alterno. Por el contrario, el desarrollo del bebé en el útero materno transcurre con normalidad. Lo recomendable es que luego de 15 a 20 días de la prueba de embarazo la paciente se realice una ecografía vaginal para evaluar el saco gestacional y empezar con las evaluaciones pertinentes.

Mientras tanto…

Si estás leyendo este articulo seguramente sea porque el tratamiento de Inseminación Artificial al que te sometiste tuvo éxito. Pues, ¡felicitaciones! Ahora bien, ¿qué cuestiones son importantes tener en cuenta durante la dulce espera?

En primer lugar, saber que desde que se toma la decisión de ser padres a través de la inseminación artificial, se inicia, a la par, un proceso de emociones y vaivenes que en ocasiones pueden ser estresantes, pero con la ayuda de los especialistas todo llegará a buen término.

Tras lograrse el embarazo, es normal que en las primeras semanas se noten algunos síntomas como ir con frecuencia al baño, tener sensibilidad en los pechos o presentar otros síntomas propios de la gestación. También es común que la madre tenga reacciones emocionales o cuadros de la ansiedad. Lo ideal es enfocarse en las actividades diarias y leves como ir al trabajo, caminar o estar en contacto con familiares y amigos.

En este contexto, el apoyo psicológico y emocional es clave en los tratamientos de Reproducción Asistida. Es que, estos tratamientos abren una puerta a la esperanza de muchas parejas que sufren problemas de infertilidad. La buena noticia es que, en muchos casos, esa esperanza se convierte en una gestación.

Más allá de lograr ese embarazo tan deseado, puede pasar que ya sea la madre, o la pareja, sientan inseguridad y temores. A veces, justamente por temor, no saben a quién acudir. Por eso, en IVI contamos con la Unidad de Apoyo Psicológico: un espacio dedicado exclusivamente para ayudar y brindar apoyo psicológico, con el objetivo de atravesar el proceso con la mayor cantidad de recursos y el mayor equilibrio emocional. ¡puedes Contar con nosotros!

Sin duda que esta espera puede estar llena de incertidumbre, pero es importante intentar vivirla con tranquilidad y en la medida de lo posible contar con un apoyo cercano, ya sea la pareja, una amiga, o un familiar querido, de manera de poder llevarla de la mejor forma posible.

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up