1 Octubre 2021

Alimentos ricos en potasio para las embarazadas

Alimentos ricos en potasio

Por el Comité editorial de IVI Santiago

La alimentación en el embarazo es un tema con mucha tela que cortar. Por lo general, las abuelas promueven una serie de consejos e información dentro de la familia, a modo de brindar su experiencia a los suyos. Sin embargo, la asesoría médica especializada siempre debe prevalecer sobre cualquier conocimiento que provenga de terceros. Seguir al pie de la letra las indicaciones del ginecólogo es vital para la correcta evolución del feto en el útero. Uno de los pilares para que, en efecto, esto ocurra, tiene que ver con el consumo de alimentos y una inquietud que es recurrente entre las gestantes: ¿es importante la ingesta de alimentos con potasio para embarazadas?

Y la respuesta, basada en la praxis de los especialistas, es sí. En primera instancia, vale aclarar que el potasio es un mineral que cumple una función específica: mejora la comunicación entre los músculos y los nervios del organismo, mientras que favorece el equilibrio electrolítico y el crecimiento fetal. Por esta razón, se hace fundamental la inclusión de los alimentos con potasio para embarazadas como parte del plan nutricional. 

Ahora bien, se sabe que el consumo de este mineral aporta muchos beneficios al cuerpo, no obstante, sus niveles deben ser supervisados por un médico dado que una cantidad elevada puede ser contraproducente: puede provocar hiperkalemia o hiperpotasemia (se refiere a un nivel de potasio en sangre más alto de lo normal).

En la mayoría de los casos, los profesionales de la salud recomiendan una ingesta diaria de 4,700 miligramos (mg) de potasio durante el embarazo. Mientras que, en los casos de una madre lactante, la ingesta adecuada es de 5,100 mg por día. Claro está que estas indicaciones son generales, y es importante recordar que dicha información no pretende reemplazar el diagnóstico del ginecólogo o del pediatra, puesto que son quienes conocen a profundidad cada una de las pacientes y a sus bebés.

¿Por qué es importante consumir alimentos con potasio para embarazadas?

Desde IVI Santiago sabemos que durante el proceso de gestación las necesidades y condiciones de la mujer van cambiando. Por ello, nos enfocamos en la atención personalizada de cada una de las pacientes, siempre con el objetivo de conocer cómo es su estilo de vida y, conforme a ellos, dar el diagnóstico más oportuno.

Durante el periodo de gestación, el cuerpo de la paciente demandará ciertas cantidades de este mineral. Entre los beneficios y la importancia de los alimentos con potasio para embarazadas se destacan los siguientes: mantiene el equilibrio de líquidos y electrolitos, cumple un rol primordial en la contracción de los músculos del cuerpo y permite la transmisión de los impulsos nerviosos y produce la liberación de energía de los nutrientes como la grasa, las proteínas y también los carbohidratos; a esta lista se le suma el sodio. Y, por último, el potasio regula el nivel de la presión arterial, el cual no debe tomarse como un tema a la ligera en cuestión de nutrición.

Otra información que se debe remarcar es que el consumo adecuado de potasio en el embarazo también disminuye los calambres en las piernas, una sensación que experimentan la mayoría de las mujeres embarazadas. A su vez, es pertinente enfatizar que un buen nivel de potasio en la sangre mantendrá el equilibrio químico del cuerpo de la futura madre.

Alimentos ricos en potasio que debes incluir en tu dieta

 

  •     Papas: Este tipo de alimentos de la familia de los tubérculos es el más consumido en el mundo. Además, tiene un alto porcentaje de hierro, fibra, vitamina B6 y vitamina C.

 

  •       Frutos secos: Los antojos por comer algo dulce durante el embarazo son muy frecuentes. Para satisfacer este deseo, es una buena idea sustituir el azúcar por los higos, albaricoques y melocotones. Una taza o un puñado de frutos secos al día proporciona 1.500 mg de potasio.

 

  •   Plátano: Un solo plátano aporta 400 mg de potasio al cuerpo. Además, esta fruta contiene un alto porcentaje de fibra, vitaminas B6 y C.

 

  •   Tomates: El tomate es un tipo de fruta que puede consumirse tanto fresco como seco. Los que son secados al sol brindan 1.800 mg de potasio por porción. Además, tienen un alto porcentaje de vitamina C y fibra. Regulan el sistema digestivo y aumenta el funcionamiento del sistema inmune en el embarazo.

 

  •   Frutas cítricas: Las naranjas, el kiwi, las fresas y hasta el melón tienen un alto contenido en potasio.

 

  •     Verduras de hojas verdes: El brócoli, las acelgas, el berro, la espinaca y la lechuga se componen de potasio, fibra, vitamina C, vitamina K, vitamina A y calcio.

 

  •     Huevos: Las claras de huevos son 100% una fuente de grasas saludables, así como de potasio.

 

  •   Pavo: Una pechuga de pavo aporta 330 mg de potasio al organismo por cada 100 gramos.

 

Síntomas que alertan sobre una deficiencia de potasio en el embarazo

Por lo general, la mayoría de estos síntomas son propios de un bajo nivel de potasio en el cuerpo y pueden presentarse en el tercer trimestre del embarazo:

  •         Fatiga.
  •         Debilidad.
  •         Calambres en las piernas.
  •         Edemas.
  •         Mareos.
  •         Depresión.
  •         Ritmo cardíaco acelerado.
  •         Estreñimiento.
  •         Entumecimiento.
  •         Resequedad en la piel.
  •         Acumulación de líquidos en el organismo.

 

¿Qué puede causar una baja de potasio en el embarazo?

  •         Una alimentación baja en minerales y vitaminas puede ocasionar un desequilibrio en el cuerpo.
  •         Vómitos y una diarrea severa producen una baja repentina de los niveles de potasio en la sangre.
  •           Alteraciones en el equilibrio electrolítico del cuerpo.
  •         La diarrea y las náuseas intensas pueden afectar la salud del bebé ocasionando un parto prematuro.

 

 

Embarazo natural vs. embarazo por reproducción asistida: ¿se debe consumir alimentos ricos en potasio en ambos casos?

Cuando una mujer o una pareja recurren a los tratamientos en reproducción asistida , se suele deber a que presentan problemas de infertilidad. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), un 15% de las parejas en el mundo no pueden concebir porque tienen alteraciones en el aparato reproductor. Por lo general, las causas obedecen: el 40% a la infertilidad femenina, el otro 40% responde a la infertilidad masculina y el 20% son por causas desconocidas o hereditarias.

Sin embargo, cuando un embarazo se logra a través de un método de fertilidad, como por ejemplo: la Fecundación In Vitro (FIV), la Inseminación Artificial (IA), la Ovodonación, es necesaria mantener una dieta sana y balanceada. Esto quiere decir que los alimentos con potasio para embarazadas deben estar presentes en las cantidades recomendadas, indistintamente de cómo se concibió dicho embarazo.

Es de recordar que la única diferencia de estos procesos radica en la etapa inicial: dado que por la vía tradicional es necesaria la unión del gameto femenino con el gameto masculino por medio de las relaciones sexuales sin protección. Mientras que, en el otro escenario, es fundamental la asistencia a un laboratorio de fertilidad. En IVI Santiago queremos recordarte que antes de empezar un tratamiento de la medicina reproductiva, o en su defecto, un plan nutricional, es oportuno visitar a tu médico de confianza y siempre consultar con los especialistas.

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up