24 Diciembre 2021

Ser madre después de una ligadura de trompas

ligadura de trompas

Por el Comité editorial de IVI Santiago

La ligadura de trompas es un método de esterilización femenina tradicionalmente asociado a lo irreversible. Es decir que existe el concepto de que aquellas mujeres que se someten a este procedimiento -en muchos casos durante una cesárea- lo hacen porque tienen firmemente decidido no tener hijos y no planean cambiar de opinión. 

 

Sin embargo, con los años y gracias a los avances de la ciencia, esto dejó de ser así. Una de las consultas más frecuentes entre las mujeres que llegan a IVI Santiago es: “¿puedo quedar embarazada luego de someterme a un procedimiento de ligadura de trompas?”. En esta nota te contamos todo. 

 

Afortunadamente todas las mujeres que lo deseen, cualquiera sea su situación, deben saber que es posible ser madre tras la ligadura de trompas. Para ello, hay dos caminos: revertir la esterilización mediante un procedimiento quirúrgico, o bien realizar un tratamiento de Fertilización in Vitro (FIV).  

¿Qué es la ligadura de trompas? 

Considerado un método anticonceptivo permanente, la ligadura de trompas consiste en la oclusión que previene que el óvulo y el espermatozoide se unan. 

 

Esto se logra, en una intervención quirúrgica, ya sea seccionando, recortando, ligando o cauterizando las trompas de Falopio, de manera que los extremos no vuelven a unirse.

 

El método más utilizado es la ligadura de trompas modificada de Pomeroy (o de Parkland) y su efectividad es muy alta. De hecho, según diversos estudios, las posibilidades de quedar embarazada tras una ligadura de trompas durante una cesárea son menores al 2%.

 

Las posibilidades de éxito (o de embarazo) dependen de algunos factores:

 

  • El método elegido para la esterilización.
  • La edad de la paciente. 
  • La experiencia del cirujano.

 

Respecto a los posibles efectos adversos de la ligadura de trompas, podemos decir que el principal de ellos es la posibilidad de sufrir un embarazo ectópico, que son mayores (1 en 15 mil), comparadas con las de un embarazo normal.

 

Finalmente, cabe señalar que después de la esterilización el ciclo hormonal no resulta alterado y la mujer sigue ovulando y menstruando. 

 

¿Cómo ser madre después de una ligadura de trompas?

Son muchas las mujeres que cambian de opinión y desean convertirse en mamá, a pesar de tener una ligadura de trompas -que, como mencionamos, lo que logra es bloquear las trompas de Falopio, que son conductos musculares que conectan los ovarios con el útero y donde se produce la fecundación-.

 

La experiencia de los especialistas de IVI Santiago marca que es algo bastante frecuente entre mujeres que buscan ser madres sin pareja por elección y que, justamente por su estado civil, en algún momento habían decidido descartar la maternidad, pero luego revisan esa situación. 

 

Para ellas existen dos alternativas: la reversión de la ligadura de trompas y la Fecundación In Vitro.  Si bien la opción más adecuada dependerá de la situación particular de cada mujer, la FIV tiene mayores garantías de éxito.  

 

En el primer caso, el de la reversión tubárica, a la hora de considerar el éxito es esencial tener en cuenta el tiempo que ha transcurrido desde la realización de la ligadura de las trompas y el método que se utilizó. Esta operación consiste en unir nuevamente los extremos cortados de la trompa mediante microsuturas. 

 

Lo que se logra es que las trompas recuperen la permeabilidad y que óvulos y espermatozoides puedan viajar a través de ellas. 

¿Por qué es la FIV una mejor alternativa?

En principio porque, a diferencia de la cirugía que requiere que las trompas hayan quedado de una determinada longitud -algo poco frecuente con las técnicas actuales-, la FIV es apta para todas las pacientes. 

 

En segundo término, porque todas las mujeres esterilizadas pueden acceder a una FIV, tengan la edad que tengan -aunque es necesario mencionar que este factor afecta la tasa de éxito por su relación con la calidad ovocitaria-. 

 

Finalmente, porque en la fecundación In Vitro, al producirse la unión de óvulo y espermatozoide en el laboratorio, la trompa de Falopio no es en absoluto necesaria. Por ende, el hecho de que esté presente o no, no afecta a la tasa de éxito de la técnica.

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up