27 Noviembre 2020

IVI Santiago lanza la guía Mamás al cuadrado para pareja de mujeres que desean ser madres

guia mamas al cuadrado

Por el Comité editorial de IVI Santiago

IVI Santiago lanza su guía mamás al cuadrado. Cada vez es más notorio que la sociedad avanza y, conforme a ello, se crean conceptos o paradigmas que se acoplan a las nuevas formas de vida. Uno de los principales temas tiene que ver con la familia, pues ya no solo se le da entrada a la definición de la “familia tradicional” compuesta por madre-padre-hijo, sino que existen otras formas de vida familiar como por ejemplo las “familias monoparentales” (madre-hijo) o las “familias con dos padres” (dos madres-hijos).  Este último grupo proviene de un proceso denominado como método ROPA que, incluso va de la mano con nuestra Guía Mamás al cuadrado que profundiza este modelo de familia.

En IVI Santiago impulsamos las familias igualitarias

Desde IVI Santiago impulsamos los nuevos conceptos y modelos de familias que se basan en las parejas igualitarias. Una muestra de nuestro trabajo se puede visualizar en la Guía Mamás al cuadrado que tiene como propósito contribuir a la formación de una sociedad y una familia más abierta y diversa que no tenga tantos tropiezos o discriminaciones. Vale destacar que otra de las bondades de este proyecto tiene que ver con la educación: pues el modelo de familia tradicional, como las familias monoparentales o las familias igualitarias pueden coexistir en perfecta armonía, pues no se trata de imponer una sobre otra.

Dentro de la investigación se determinó que la crianza en las familias igualitarias no incide en la educación de los niños o niñas si se compara con las familias tradicionales. Incluso, su desarrollo emocional, su comportamiento y crecimiento tampoco se ven afectados por pertenecer a este grupo familiar. Su desenvolvimiento académico, intelectual, social, e inclusive su autoestima, se desarrollan de manera adecuada.

El personal de IVI está disponible para atender los casos de parejas lesbianas que quieran conocer a profundidad cuáles son los tratamientos o alternativas que les ofrece la medicina reproductiva para cumplir el sueño de ser madres, pero caminando de la mano de expertos en el tema. También, se dispone de la Unidad de Apoyo Psicológico con el fin de esclarecer cualquier duda que las atañe en este ámbito.

Pero ¿Qué se entiende por método ROPA?

Se entiende por método ROPA a la “Recepción de Ovocitos de la Pareja”. Este tipo de técnica permite que una pareja conformada por dos mujeres pueda disfrutar de una “maternidad compartida”; es decir, ambas podrán vivir este maravilloso proceso de ser madres desde dos perspectivas. En líneas generales, una será “la madre genética” que aportará los ovocitos, mientras que la otra será “la madre biológica” que llevará el embarazo.

Desde el campo de la medicina reproductiva existen más alternativas seguras, viables y confiables para ayudar a aquellas mujeres que quieran ser madres prescindiendo de la figura paterna dentro del hogar. En otras palabras, el método ROPA está indicado para las parejas lesbianas que estén de acuerdo en encarar la maternidad compartida.

El método ROPA y su valor agregado con otros procedimientos

A diferencia de otros procedimientos inherentes a la reproducción asistida, el método ROPA es ideal para aquellas mujeres que deseen tener un bebé y quieren tener la oportunidad de vivir este proceso bajo dos roles. En este punto vale aclarar que la madre genética será sometida a la estimulación ovárica que, a su vez, coincidirá más adelante con la Fecundación in vitro.  

Otro factor a destacar es que la estimulación ovárica tiene que ver con la sobreproducción de ovocitos tal y como se realiza en los procedimientos convencionales. Este primer paso dura aproximadamente entre 10 a 15 días y la paciente es monitoreada mediante una serie de ecografías. Una vez que se obtienen los ovocitos necesarios, se procede a la extracción de los folículos (conocido como punción) para entonces recurrir a la fertilización in vitro con el esperma de un donante desconocido para las futuras madres.

 

En que consiste 

Una vez se completa la fertilización in vitro, empieza el desarrollo de los embriones que también serán monitoreados por un laboratorio hasta que se pueda efectuar la transferencia a la madre gestacional. Aunado a esto, la madre gestacional o biológica también deberá cumplir un tratamiento que garantice la implantación del embrión, así como el correcto desarrollo del embarazo.

Dicho tratamiento consiste en que la paciente recibirá un ciclo de estrógenos y progesteronas de manera que el endometrio se desarrolle correctamente, previo a recibir el embrión. Esa transferencia del embrión se da cuando este se introduce en el útero de la receptora mediante una cánula. Aunque parezca ser un procedimiento complejo o doloroso, no lo es. Incluso, es rápido y tampoco requiere de anestesia.

 

Hablando un poco sobre Epigenética

Una de las preguntas más recurrentes en relación al tema de la maternidad compartida tiene que ver con la expresión genética del embrión, dado que en este proceso participan tres partes.

Es oportuno aclarar que las investigaciones científicas determinan que el ADN del embrión si comparte la herencia proveniente de la madre genética, de la donante de óvulos y del donante de semen. Sin embargo, desde la Fundación IVI se realizó un estudio que fue publicado en la revista Development.

En tal reporte se plasmó la siguiente conclusión: durante el desarrollo del embrión en el útero, es normal que “se produzcan cambios en la expresión genética del embrión”. En otras palabras, la “influencia epigenética” tiene que ver con los cambios que se originen por el entorno uterino de la madre que lleva el embarazo.

No obstante, es pertinente considerar que hay otros factores o aspectos externos que pueden influir en la expresión genética del embrión cuando se lleva a cabo el método ROPA. Por ejemplo, las condiciones a las que se someten las mujeres o las rutinas que marcan su estilo de vida modifican sus células, al igual que el endometrio.

Claramente, si una mujer cae en la obesidad, en el tabaquismo, en el sedentarismo o en el consumo de bebidas alcohólicas conlleva al cambio del líquido endometrial y, por lo tanto, el desarrollo del embrión también se modificará.

 

El resto de los embriones se pueden congelar 

La vitrificación de embriones restantes es otro tema importante que se desprende de la realización del método ROPA. Y es que después de realizar la transferencia del embrión al útero de la madre receptora, es normal que se den casos en los que se obtengan una mayor cantidad de embriones y de buena calidad. Por esta razón se recurre a la vitrificación para almacenarlos con el propósito de que puedan reutilizarse en otro ciclo para evitar empezar el procedimiento desde cero ni mucho menos pasar por otra estimulación ovárica.

Y el marco legal…

Así como España se mantiene a la vanguardia en cuanto a la tecnología, decretos y otros avances en el método ROPA, vale destacar que en Chile también se está avanzando de a poco. En tanto, en términos de la maternidad compartida al día de hoy se comienza a avanzar un proyecto de ley que ya está en manos de la Cámara de Diputados y que profundiza sobre la inscripción del bebé con dos madres dentro del sistema de registro civil en el país.

Podría decirse que desde hace más de 10 años el método ROPA llegó a Chile. Mientras que en IVI Santiago el primer caso se dio en el año 2009. A la fecha se han registrado un total de 38 pacientes que se sometieron a esta técnica. Los especialistas recomiendan que no se sobrepase de los 43 años.

El método ROPA tiene especial significado ya que aparte de formar nuevas familias en Chile, viene a multiplicar el amor de madre que recibirá ese bebé, que será por dos.  

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up