15 Octubre 2020

IVI lanzó La mejor Decisión, la primera guía para familias monoparentales

Por el Comité editorial de IVI Santiago

IVI lanzó La mejor Decisión, la primera guía para familias monoparentales, es decir para mujeres que buscar ser madres sin pareja por elección.

En efecto, el primer paso para lograrlo es romper con los viejos paradigmas en pro de dar paso a nuevas ideologías. Esto bien puede aplicarse al término “madres solteras”, dado que, en algunas culturas, puede considerarse un tema tabú.

Hoy en día, la maternidad sin pareja por elección adopta un nuevo concepto que se perfila como una oportunidad de tener un hijo.

La guía 

Desde hace más de 30 años, en IVI nos posicionamos por tener una amplia experiencia en la investigación sobre fertilidad, en la utilización de la tecnología de vanguardia y en la puesta en marcha de conocimientos que han dado como resultado los nacimientos de más de 200.000 bebés en toda nuestra trayectoria.

Es por ello, que IVI Santiago pone a disposición de las pacientes la guía La Mejor Decisión para familias monoparentales, que podrás descargar de manera gratuita en https://ivinet.cl/familias-monoparentales/con el propósito de brindarles las herramientas necesarias para tener un bebé mediante la adopción o por un tratamiento de reproducción asistida.

Pero ¿Cuál es la finalidad de este proyecto? Sumarnos no solo al cambio de los esquemas ideológicos, sino también a la transformación del mapa sociológico, que está mostrando nuevas estadísticas en relación a la convivencia en los hogares y a las estructuras del núcleo familiar.

Familia monoparental

Por ejemplo, la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (CASEN), que se realiza en Chile desde el año 1990, determinó que “el porcentaje de niños y adolescentes que vivían en hogares compuestos por un solo progenitor pasó de un 8% en el año 2000 a un 19.1% en el año 2018”.

El dato: ¿Qué está pasando con el modelo de las familias tradicionales?

Asimismo, esa misma encuesta estableció que “las familias monoparentales -en su mayoría- están encabezadas por mujeres, ubicándose en un 88,7% de familias constituidas por la jefatura femenina”.

Por consiguiente, otra de las temáticas que saltan a la vista de todos es el ámbito legal: desde el siglo XX y principios del siglo XXI el modelo tradicional de las familias (padre-madre-hijos) se ha ido modificando para darle legalidad a las nuevas exigencias que reclama la sociedad.

Por ejemplo, en Chile existe la Resolución Exenta N° 241 de 27 de mayo de 2015. La misma que derogó la Resolución Exenta N° 1072, de 28 junio de 1985, establece la aprobación de una guía para el estudio y tratamiento de la infertilidad.:

Los tratamientos de Reproducción Asistida 

Los diversos tratamientos a los que pueden someterse las mujeres que desean ser madres sin tener pareja o bien que tienen problemas de infertilidad:

  1. La Inseminación Artificial.
  2. Fecundación in Vitro e inyección intracitoplásmica de espermatozoides con gametos propios o de los donantes o por medio de transferencia de preembriones.
  3. Transferencia intratubárica de gametos.

Ser madre sin pareja en Chile: ¿cómo es posible?

 Las técnicas de reproducción humana asistida suponen una alternativa viable para conformar las familias monoparentales. Actualmente hay diversos tratamientos disponibles, entre los que se destacan los siguientes:

  •         La inseminación artificial (IA):

este procedimiento consiste en la estimulación de los ovarios mediante el uso de hormonas a modo de asegurar el desarrollo y la buena calidad del óvulo. Vale acotar que el día de la ovulación se debe llevar a cabo la inseminación artificial.

Para efectos, se introduce en el útero la muestra del semen del donante mediante una cánula con el propósito de fecundarlo y lograr el embarazo. La tasa de probabilidad con este método es de un 22%.

 

  •         La Fecundación In Vitro (FIV):

en este proceso se recurre a la estimulación con hormonas de los ovarios, pero con la intención de recolectar la mayor cantidad de óvulos posibles.

Estos se extraen mediante una punción folicular que se efectúa bajo anestesia y en una clínica. Posteriormente, estos óvulos son inseminados en un laboratorio de FIV gracias al esperma del donante.

Una vez completado este paso, se procede al cultivo de los embriones y, más adelante, a la transferencia de los mismos al útero de la futura madre.

Dichos embriones se depositan en esa zona para que se produzca la implantación hasta que se concrete el embarazo como tal.

Los óvulos que tienen buena calidad pueden congelarse para futuros tratamientos. La tasa de éxito es de un 90% y por lo general ocurre tras el tercer intento.

  •        La Ovodonación:

en el caso de las mujeres que no pueden usar sus propios óvulos, se puede recurrir al procedimiento llamado Ovodonación.

Se trata de conseguir los óvulos de calidad gracias a una donante, sin embargo, es importante cumplir con ciertos criterios o requisitos médicos y psicológicos para que esto tenga un resultado óptimo.

De igual forma, los óvulos se inseminan con los espermatozoides en un laboratorio de FIV, esperando que se produzca la gestación como tal.  

 

  •        Preserva:

también conocida como la Preservación de la Fertilidad, es una técnica que se caracteriza por la estimulación de los ovarios, la obtención de los óvulos y su posterior congelación para ser implantados en un futuro en la madre sin pareja. El porcentaje de supervivencia de este método es alto: se habla de un 98%.

En tanto, los médicos especialistas sugieren que la decisión de preservar los óvulos sea considerada antes de los 35 años, pues desde ese momento la calidad disminuye. Un punto a destacar es que la donación de óvulos en Chile es un proceso voluntario y anónimo.

En IVI acompañamos a las madres sin pareja por elección

Viene bien remarcar que IVI dispone del programa de ovodonación en el que interviene un equipo multidisciplinario integrado por médicos, embriólogos y psicólogos; cuya función es determinar cuáles serán los criterios para aceptar o descartar a una posible donante. }

Además, contamos con la Unidad de Apoyo Psicológico, pues sabemos que en este camino de ser madres sin pareja por elección  existen muchos altibajos –y hasta señalamientos– que se deben afrontar con valentía y determinación.

Más allá de hablar del empoderamiento femenino o del rol de la madre en la sociedad, en las clínicas IVI nos enfocamos en promover un concepto de familia basado en el amor, el respeto, la comprensión, la aceptación y la tolerancia.

Bien sea un núcleo familiar tradicional o no, estamos conscientes de que cada familia es única, valiosa y representa un puente para dar paso a las futuras generaciones con sólidos valores y principios.

Los estudios demuestran que no hay evidencias o diferencias significativas en el desarrollo psicoemocional del niño o la niña que crece en las familias monoparentales, esto si se compara con otras familias en donde padre-madre tienen un rol compartido.

Entonces, vale aclarar que para el buen desarrollo de los pequeños es importante contar, con al menos, una figura de apego.

No le temas a las críticas

Enfrentar el aluvión de críticas y cuestionamientos sobre la decisión de ser madre sin pareja puede ser una de las etapas más difíciles de este proceso. Desde IVI Santiago respondemos a las inquietudes más frecuentes en estas pacientes:

¿cómo puedo educar a mi hijo sobre las familias monoparentales? Pues bien, los estudios realizados confirman que no es necesario tener la figura paterna dentro de un núcleo familiar para que un niño nazca y se desarrolle plenamente.

Está comprobado que el hombre y la mujer pueden desempeñar ambos roles de forma independiente: ambos pueden ser tanto figuras de amor y comprensión como de autoridad y seguridad al mismo tiempo.

 

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up