2 Noviembre 2016

3 claves sobre el Zika

En 2015 saltó una alarma de salud declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto a la presencia del virus Zika. Éste, aunque fue detectado por primera vez en África en 1947 y más tarde en Asia, se ha mostrado en Brasil y otras partes del continente. Una de las consecuencias que se han podido observar en embarazadas infectadas es la posible relación con bebés nacidos con enfermedades neurológicas.
“La vinculación entre microcefalia infantil y el virus Zika aún no ha sido confirmada, aunque es cierto que las sospechas son muy importantes. De momento, urge estudiar los casos de bebés nacidos en Brasil durante los últimos meses, afectados por esta enfermedad, así como otros posibles diagnósticos de esta índole en otros lugares de América Latina, a fin de establecer el alcance del virus y definir un protocolo de actuación adaptado a la casuística de cada país. En IVI ya hemos incorporado estos protocolos para pacientes y donantes en riesgo”, comenta el Dr. Antonio Requena, Director General Médico de IVI.

1.- Contagio y síntomas

Según el Minsal (Ministerio de Salud de Chile), los síntomas son: fiebre; exantema (manchas rojas en la piel); dolor muscular, cabeza, articular o artritis; y conjuntivitis. Su incubación es de 14 días aproximadamente y empieza a manifestarse entre dos y siete días después de la picadura de un mosquito infectado.
Un cuarto de las personas contagiadas desarrolla los signos de la enfermedad, cuyos efectos son leves y no duran más de una semana. De acuerdo a información proporcionada por el Minsal, se han reportado muy pocos casos de fallecidos a nivel mundial, los que tenían en común el portar enfermedades debilitantes pre-existentes.

2.- Diagnóstico y tratamiento

Para determinar si se está contagiado con Zika, se deben realizar exámenes de sangre a través de PCR (reacción en cadena de la polimerasa). Respecto a su tratamiento, aun no existen medicamentos o vacunas que permitan lidiar con el virus, básicamente, se sugiere hacer reposo, tomar líquido y para controlar la fiebre, tomar Paracetamol o lo que le indique su médico.

3.- Embarazo y bebés

Si bien existe evidencia de la relación entre embarazadas contagiadas y microcefalia en sus recién nacidos, no hay certeza respecto a cómo influye en el feto ni la incidencia de esta malformación.
Por esta razón, el Minsal llamó a las mujeres embarazadas o a aquellas en edad reproductiva que busquen un embarazo, a tener especial cuidado para evitar la picadura de estos mosquitos. Además, llama a consultar con un profesional de la salud antes de viajar; usar repelente de insectos; utilizar ropa que cubra la mayor parte del cuerpo; tener sexo seguro y elegir alojamientos protegidos. Asimismo, la OMS recomienda a las embarazadas evitar viajes innecesarios a las zonas donde se han reportado casos de virus Zika.

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up