11 Diciembre 2020

Todo lo que debes saber sobre qué es un blastocisto

Blastocisto

Por el Comité editorial de IVI Santiago

Al hablar de la medicina reproductiva es habitual que siempre surjan temas o términos que generen cierta incertidumbre en las pacientes que buscan ser madres, o bien, en aquellas personas que tengan pocos conocimientos sobre la fertilidad, claro está. Uno de estos términos que viene bien aclarar es qué es el blastocisto y cómo se da su formación una vez que se implanta en el útero materno. Desde IVI Santiago, nos enfocamos en esclarecer todas las dudas que puedan tener las futuras madres o las familias en pleno sobre su proceso para procrear.

En este sentido, un blastocisto se trata de un embrión que lleva más de 5 ó 6 días de desarrollo tras producirse la fecundación. Consiste, entonces, en un estadio del desarrollo del embrión antes de implantarse en la cavidad uterina. Por otro lado, vale explicar que, durante la formación del blastocisto, el embrión consta de una estructura celular bastante compleja. Además, está formado aproximadamente por unas 200 células. En concreto, está conformado por las células del trofoectodermo; que al mismo tiempo darán lugar a la placenta, así como a las células de masa celular interna que constituirán el feto. Ese embrión también presenta una cavidad central que contiene un líquido denominado blastocele, mientras que todo esto antes descrito reposa encima de una capa protectora denominada como la zona pelúcida.

¿Cómo ocurre la implantación del blastocisto?

 Dentro de las fases de la embriogénesis humana, ocurre la implantación del embrión humano. Este proceso se caracteriza porque el cigoto está en plena fase de blastocisto y se ancla justo en el endometrio. En tanto, cuando se hace la transferencia embrionaria, exactamente a los 2 o 3 días luego de la recuperación de los ovocitos, es el embrión que continúa su división celular una vez que está dentro del útero, pero se implanta hasta 2 ó 4 días más tarde. En este punto, es importante aclarar que no todos los embriones se implantan y es algo propio de la reproducción humana más allá de hacer referencia solo al organismo de una mujer.

 

El endometrio también es importante 

Aunado a esto, es oportuno detallar que, para lograr la implantación del blastocisto, el endometrio debe tener las condiciones óptimas para recibir al embrión y dar pie a su proceso evolutivo. Otro factor importante, es que se establezca una compenetración entre los cambios en el blastocisto, así como en la misma cavidad uterina. Pero ¿es la edad un factor determinante que facilita o no la implantación del embrión? Según los especialistas en medicina reproductiva, la edad no altera o afecta la capacidad del endometrio para recibir a dicho embrión. Sin embargo, la edad sí influye en la vitalidad o calidad de los embriones.

Ahora bien, sí resulta necesario enfatizar que a mayor edad tenga la paciente o la futura madre, los ovocitos pueden presentar una calidad a nivel citoplasmático, por ejemplo. Esto también puede conllevar a que la meiosis (separación de los cromosomas) se complete de manera patológica; es decir, se tendrán embriones no evolutivos dado que tienen alteraciones en el código genético.

La Fecundación In Vitro

En este sentido, es oportuno aclarar que, en un embarazo natural, el blastocisto está en la fase del desarrollo en el que el embrión se aloja en el útero luego de viajar por las trompas de Falopio. A diferencia de lo que ocurre en el embarazo que se produce mediante un tratamiento de reproducción asistida. Es decir, durante un tratamiento de Fecundación in Vitro (FIV) la transferencia de embriones se llevará a cabo específicamente en este estadio, algo que se denomina como estadio de transferencia ideal. Es de vital importancia saber que cuando una gestación se logra con un tratamiento de esta índole –gracias a la medicina reproductiva– los embriones deben tener una calidad alta de manera que se desarrolle el blastocisto en un cultivo embrionario.

¿Por qué no todos los óvulos fecundados llegan a ser blastocisto?

Existe una serie de aspectos que, evidentemente, hace que no todos los óvulos fecundados se conviertan en blastocisto lo que altera su formación e implantación. Principalmente se debe a esas causas:

  1. Durante los 5 días que los embriones pasan en el laboratorio sufren de estrés. Esto se refiere a que permanecen en un entorno no fisiológico que retrasa el correcto desarrollo de dichos embriones que presentan una baja calidad. Actualmente IVI cuenta con alta tecnología para mantener a los embriones en un entorno lo más parecido al fisiológico.
  2. La calidad del espermatozoide también juega un papel fundamental. En este punto, los expertos en materia de fertilidad detallan que al tercer día se activan los genes paternos en el embrión. Por consiguiente, si se trata de un embarazo por Fecundación in Vitro con donación de esperma, es normal que las muestras en el banco de semen hayan pasado por una exhaustiva evaluación y control que ayude determinar su calidad.
  3. Tal y como se mencionó anteriormente, si la paciente tiene una edad muy avanzada la calidad de sus embriones puede ser muy baja, lo que dificulta que se dé una formación e implantación en el útero. Dado este escenario, es sumamente complejo que se produzca un embarazo.

 

En otro ejemplo, el éxito de una FIV, como uno de los tratamientos de reproducción asistida, va a depender en gran medida del seguimiento que se le realice al desarrollo embrionario dentro del cultivo. Esto para llevar a los embriones a la fase o estadio de blastocisto aproximadamente entre 5 ó 6 días después de su fecundación. En este sentido, otro factor a tomar en cuenta en la implantación del blastocisto tiene que ver con la sincronización entre el estadio embrionario y la receptividad endometrial.

Para efectos, si se realiza la transferencia del embrión en este estadio, no cabe duda de que el endometrio tendrá las mejores condiciones y estará más receptivo al momento de la implantación del blastocisto en el útero. En otras palabras, todo este proceso dará lugar a que la tasa de embarazo aumente y exista una mayor posibilidad de lograr la gestación que tanto se desea. Desde IVI Santiago ponemos a disposición nuestro equipo de profesionales a todas aquellas pacientes que consideran la reproducción asistida como una alternativa para cumplir su sueño de ser madres. 

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up