22 Diciembre 2020

¿Qué es la hormona antimulleriana y por qué es importante?

Hormona antimulleriana

Por el Comité editorial de IVI Santiago

Desde los últimos 20 años el término clínico conocido como la hormona antimiulleriana (AMh) ha estado sujeto a varios cambios. Por ejemplo, anteriormente estaba asociado con el desarrollo sexual fetal y ahora se considera como un marcador de la función ovárica. Aunado a esto, vale destacar que tiene funciones determinadas como ser reguladora del crecimiento folicular además que interviene en la regulación del número de folículos en crecimiento. Sin embargo, el papel más importante de dicha hormona tiene que ver con las primeras semanas del embarazo cuando el bebé empieza a formar sus órganos reproductores.

La hormona antimulleriana es una proteína inhibidora de los conductos de Müller y fue expuesta por primera vez en el año 1947 gracias al profesor Alfred Jost. En su planteamiento demostró que esta hormona tiene un componente testicular; diferente al que tiene la testosterona. Además, remarcó que era responsable de la regresión de los conductos de Müller en lo que concierne al desarrollo embriológico masculino.

La hormona antimulleriana y la reserva ovárica

Por otro lado, la hormona antimulleriana está relacionada a la reserva ovárica de la mujer lo que define la fertilidad. Además, esta hormona permite medir la cantidad de ovocitos que se genera en un determinado momento para decidir cómo y cuándo ser madre. Vale mencionar que las mujeres nacen con aproximadamente 1.000.000 de óvulos, pero conforme llega la pubertad empieza a disminuir hasta llegar a unos 300.000. A esto se le añade que, después de los 35 años, la cantidad de óvulos en el cuerpo es menor lo que se traduce a una baja posibilidad a quedar embarazada de forma natural.

En este punto, vale enfatizar que la reserva ovárica se puede calcular de dos formas: la primera de ellas sería mediante una ecografía ovárica con la finalidad de realizar un recuento de los folículos antrales. Esta puede hacerse durante los primeros días del ciclo menstrual o un par de días después. Y la segunda, tiene que ver con la analítica de sangre para determinar la hormona antimulleriana. Esta puede realizarse en cualquier momento del ciclo.

Un dato importante a tener en cuenta es que, la prueba para medir la reserva ovárica debe realizarse antes de aplicar cualquier tratamiento de reproducción asistida. De esta manera, le será más fácil al especialista determinar cuál será la técnica o el tratamiento más indicado para la paciente conforme a los valores de la hormona antimulleriana. A su vez, en estas pruebas de fertilidad se considera cuál es la concentración de dicha hormona antimulleriana; pues se trata de un valor predictivo que será fundamental para determinar cuál será la respuesta de los ovarios ante un tratamiento seleccionado.

 

Los valores de la hormona antimulleriana

De acuerdo a los expertos en medicina reproductiva, se considera que una reserva ovárica es normal cuando la paciente tiene en ambos ovarios aproximadamente entre unos 10 a 20 folículos en total. Esto quiere decir que si los valores arrojan un resultado mayor a 20 se trata de una reserva ovárica alta. Mientras que si se ubica entre 8 a 10 se refiere a que es una reserva ovárica baja.

Entonces, los valores de la hormona antimulleriana en la mujer serían los siguientes:

–         Reserva alta: 4.0ng/ml

–         Reserva normal: 1.5-4.0ng/ml

–         Reserva normal-baja: 1.0-1.5ng/ml

–         Reserva baja: 0.5-1.5ng/ml

–         Reserva muy baja: <0.5ng/ml

En el caso de medir la reserva ovárica y la función ovárica con la presencia del Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), los valores de la hormona pueden ser más altos hasta incluso 5 veces más. En este escenario es de vital importancia conocer a profundidad cuáles son los valores de la paciente, en especial si el tratamiento a implementar es la Fecundación in Vitro por su complejidad. En tanto, esta técnica permite evaluar la tasa de fecundación, el número y la calidad de los embriones.

Los valores de referencia de la hormona antimulleriana según la edad son los siguientes:

  •         En los hombres:

–         El valor de la concentración promedio es de 14-466 ng / ml.

–         Entre los 2 y 12 años la concentración promedio es 7.4-243 ng / ml.

–         En la edad adulta disminuye a 0, 7-19 ng / ml.

 

  •         En las mujeres:

–         En menores de 2 años el valor límite es de 4.7 ng / ml.

–         Entre los 2 y los 12 años la concentración es menor de 8.8 ng / ml.

–         Entre los 13 y los 45 años es 0.9-9.5 ng / ml.

–         Al estar por encima de los 45 años es menor a 1.0 ng / ml.

Vale acotar que si los valores de la AMH son bajos en una mujer y esta no tiene la intención de ser madre, al menos en corto plazo, viene bien explicar que existe la alternativa de recurrir a las técnicas de preservación de la fertilidad. Es decir, este tipo de técnica se desprende de la reproducción asistida con la finalidad de posponer la maternidad hasta un futuro mediante la vitrificación de los ovocitos. Incluso, es una excelente opción para ayudar a aquellas pacientes con cáncer que desean tener un hijo.

En IVI Santiago estamos siempre a la vanguardia en materia de la reproducción asistida. Por ende, el 90% de los pacientes que acuden a una cita médica con nuestro equipo médico logra tener un embarazo a buen término.

¿Por qué se necesita la prueba de la hormona antimulleriana (AMH)?

 

Este tipo de prueba que mide el nivel (AMH), es ideal realizarla cuando una mujer presenta dificultades para quedar embarazada. En líneas generales, esta prueba demuestra la probabilidad de concebir. Incluso, si una mujer tiene el Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP) puede recurrir a este examen de la hormona antimulleriana si presenta los siguientes síntomas:

–         Problemas en el ciclo menstrual como también la menopausia temprana o amenorrea.

–         Problemas de acné.

–         Exceso de crecimiento de vello corporal y hasta facial.

–         Disminución en el tamaño del busto.

–         Aumento considerable de peso.

 

Es importante aclarar que este tipo de pruebas no produce ningún efecto adverso en las pacientes. Pero si debe estar supervisada bajo un médico especialista en reproducción asistida, aunque se trate de una prueba sencilla. En IVI Santiago estamos para atender las inquietudes de aquellas mujeres que deseen empezar un tratamiento de fertilidad con la asesoría calificada. ¡Estamos para apoyarte en este proceso de acudir a la primera cita

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up