3 Julio 2017

Mitos y verdades sobre la pastilla anticonceptiva

Lamentablemente aún existe un alto nivel de desinformación en lo que respecta a la fertilidad y la búsqueda del embarazo. Muchas veces los pacientes se rigen por historias que escucharon al pasar y que pueden no ser ciertas o por lo menos no asemejarse a su caso particular.
“En la consulta, siempre nos tomamos un momento para desmentir esos mitos que tantos pacientes tienen grabados”, explica el Dr. Carlos Troncoso, director de IVI Santiago de Chile.

1. La pastilla anticonceptiva puede causar infertilidad

MITO: Ningún estudio ha demostrado esta creencia. Lo que sucede es que la pastilla anticonceptiva puede enmascarar problemas hormonales que pasan inadvertidos con su uso, porque en muchas mujeres ayuda a regularizar el ciclo menstrual y esto puede dar la impresión de que no existe ninguna patología. Por lo general las mujeres comienzan a tomarla cuando son jóvenes, no están planeando una familia y lo ven como una manera segura de postergar su maternidad para cuando se sientan preparadas, en muchos casos cuando superan los 35 años. Lo que estas mujeres no estarían contemplando es que a medida que aumenta la edad disminuye la reserva ovárica y la calidad genética de sus óvulos, por eso al momento de comenzar a buscar un embarazo y dejar de tomar las pastillas se podrá detectar alguna patología que ya tenía anteriormente o simplemente que su fertilidad ha disminuido de forma natural. La incidencia de la edad en la fertilidad de la mujer es tan importante que la edad avanzada es considerada una de las principales causas de infertilidad. Frente a esto, la mujer puede ganarle a la infertilidad mediante la técnica de vitrificación.

2. Cualquier pastilla anticonceptiva sirve para cualquier mujer

FALSO: Existen distintos tipos de pastillas anticonceptivas que se indican de acuerdo al motivo de su administración. Entre ellas encontramos:
• Pastillas anticonceptivas que mantienen un nivel de estrógeno y progesterona determinado en la mujer durante cada mes.
• Otras, muy poco utilizadas en la actualidad, que cambian la cantidad de progestina que se administra al cuerpo y se utilizan para disminuir los efectos secundarios de estas hormonas.
• Pastillas de ciclo extendido que reducen la cantidad de ciclos de una mujer y son eficaces para aquellas mujeres que experimentan ciclos menstruales dolorosos.
Un doctor será quien decida qué tipo de pastilla habrá de tomarse cada mujer.

3. Los ACO tienen múltiples beneficios

VERDAD: Ayudan a regular el ciclo de la mujer y, en aquellas mujeres que sufren de endometriosis, a disminuir la cantidad de ciclos que pueden vivir sin experimentar los dolores incapacitantes característicos de la enfermedad. Por supuesto, en los casos en que se administran para retrasar la maternidad, ayuda a evitar embarazos no deseados.

4. Los ACO engordan

FALSO: Los anticonceptivos que se utilizan en la actualidad no engordan ni favorecen la ansiedad que te hace comer más. Antes se usaban pastillas anticonceptivas con otra carga hormonal que hacían que la mujer retuviera más líquido y pudiese aumentar de peso. De todos modos siempre nos referimos a un aumento por retención de líquidos.

5. No se puede fumar si se está tomando ACO

FALSO: La administración de anticonceptivos no está relacionada con el tabaco. Se debe dejar de fumar por las consecuencias que trae el tabaco en sí mismo.

6. Hay que dejar los anticonceptivos cada determinada cantidad de años para que el cuerpo descanse

FALSO: Antes, cuando las dosis anticonceptivas eran muy altas, cada tanto se recomendaba un descanso para que el cuerpo de la mujer se “limpiara” de las hormonas. Ahora que las pastillas son de baja dosis hay tomarlas de corrido siempre que la mujer quiera cuidarse.

7. La fertilidad se agota cuando aparece la menopausia

MITO: Si bien sabemos que la edad de la mujer está relacionada, su fertilidad comienza a declinar mucho antes de la menopausia. Todas las mujeres deberían saber que la reserva ovárica comienza a descender notablemente a los 35 años y, es a partir de ese momento que el número de óvulos genéticamente normales comienza a disminuir progresivamente y de forma rápida. Se estima que a los 45 años de la mujer, su reserva ovárica se encuentra casi agotada, aunque la menopausia tarde unos años en aparecer.
“Es fundamental que las parejas que están buscando quedar embarazadas sepan que si la mujer es menor de 35 años deben consultar con un especialista en reproducción luego de 1 año de relaciones sexuales regulares sin embarazo. En los casos en que la mujer sea mayor de 35 años deben hacerlo luego de transcurridos 6 meses. Además, siempre recomendamos sacarse las dudas con un especialista que estudie su caso particular y evitar investigar en sitios donde la fuente no es fiable”, finaliza el Dr. Troncoso.

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up