20 Agosto 2021

Almohadas para las embarazadas y cuidados en la etapa previa al embarazo

Almohadas para embarazadas

Por el Comité editorial de IVI Santiago

Desde el momento que se confirma la llegada de un bebé a la familia, una montaña rusa de emociones y sentimientos se activa, y no hay quien la pare. La felicidad no solo embarga a los futuros padres o madres, sino que sus allegados también se adentran a esta tierna aventura dándoles los mejores consejos… Y claro, hasta los mejores regalos a fin de brindar la bienvenida que se merece a ese nuevo integrante de la familia. Así como se piensa en las mamaderas o en la ropa del bebé, no se puede pasar por alto un detalle para esas noches largas que están por venir: saber cuáles son las mejores almohadas para embarazadas.

Si bien todo este proceso de recibir a un bebé en casa es maravilloso, no se puede dejar a un lado los altibajos que esto también implica. Por ejemplo, es normal que las mujeres tengan problemas para conciliar el sueño durante el día y la noche. De hecho, los cambios fisiológicos durante el embarazo pueden provocar malestares estomacales, dolores en la espalda y hasta calambres en las piernas. Así que no es de extrañar que el insomnio a veces les haga una mala jugada. Por fortuna, existen las almohadas para embarazadas que brindarán el confort y la comodidad necesaria durante los 9 meses de gestación.

Este tema no debe tomarse a la ligera, pues a medida que la barriga de la embarazada va creciendo, es más difícil encontrar una posición ideal para descansar. Por esta razón, los expertos recomiendan utilizar un accesorio que brinde el respaldo necesario para conciliar el sueño. Por suerte, existen en el mercado almohadas para embarazadas con diferentes modelos, diseños y funciones; todas ellas con un punto en común: hacer que el descanso de la futura mamá sea placentero. Claramente, la elección de la almohada correcta dependerá de las necesidades de cada mujer, así como de sus condiciones.

¿Cuáles son los modelos de almohadas para embarazadas más prácticos?

Viene bien apuntar que las almohadas de embarazo o las almohadas prenatales se deben utilizar preferiblemente en el tercer trimestre. Esto se debe a que los malestares por el crecimiento de la barriga se agudizan y también aparecen las primeras contracciones que alertan que el nacimiento del bebé cada vez está más cerca. 

A continuación, te presentamos una serie de modelos prácticos y funcionales que debes conocer para estar preparada para esos 9 meses llenos de amor, expectativas y cambios.

·         Almohadas con diseño en cuña: este tipo de almohadas para embarazadas tiene una forma de triángulo o de medialuna. Además, son fabricadas en espuma y dan soporte a la barriga cuando se duerme de lado. Uno de los puntos a favor es que ayudan a aliviar el dolor focalizado.

 

·         Almohadas con forma de C: este tipo de respaldo es ideal para las mujeres que tienen un embarazo más avanzado, pues le ofrecen el soporte necesario para dormir de lado; en especial en los últimos meses. También están elaboradas en un material flexible y suave que puede utilizarse en la cama sin ningún problema.

·         Almohadas con forma de U: este modelo de almohada prenatal es más grande y sirve de soporte para todo el cuerpo. Una de sus principales funciones es que previene los posibles golpes o malas posturas al dormir. De igual forma, es una de las más buscadas cuando el embarazo está avanzado.

·         Almohadas con forma alargada: son una opción extraordinaria para aquellas mujeres que les gusta dormir teniendo donde apoyar su cuerpo; la cabeza, el cuello, la espalda, la cadera y las piernas estarán alineadas haciendo que los dolores o calambres desaparezcan por completo.

Así como hay que poner cuidado en el tipo de almohada para embarazadas, también hay que poner cuidado, en el proceso anterior al embarazo, que es cuando la mujer se realiza el tratamiento de reproducción asistida.

El proceso anterior al embarazo también cuenta.

Uno de los pasos finales en un tratamiento de reproducción asistida, como por ejemplo en una Fecundación In Vitro (FIV), es la llamada transferencia embrionaria o transfer.

Existen preguntas que rodean las etapas posteriores al momento del transfer y sus cuidados, como, por ejemplo: el ejercicio físico y la dieta. También existen temores, en torno a que tan normal puedo llevar el día a día, una cosa tan simple como ir a realizar las compras al supermercado y levantar las bolsas o empujar el carrito, a continuación, te entregamos algunos consejos.

Los cuidados después de la transferencia de embriones

Luego de la transferencia que es un rápido procedimiento, descansarás acostada en la camilla unos 15 a 30 minutos antes de reanudar sus actividades habituales.

Y si, regresas a tu vida habitual, hay algunos cuidados que debes tener en cuenta. Evitar exponerte a temperaturas extremas como saunas, baños de vapor, exposición solar, cabinas de bronceado y cualquier actividad que aumente la temperatura interna del cuerpo, ya que podría afectar el embrión.

Antes del transfer, eras libre de escoger el deporte que más te gustara para ejercitarte. Luego del transfer, hay que tener cuidado de seleccionar ejercicios moderados como correr o caminar y evitar ejercicios intensos que requieran un gran esfuerzo físico de tu parte. No es aconsejable mantener relaciones sexuales en los próximos siete días posteriores al transfer.

 Al igual que en las fases previas al transfer, la alimentación balanceada y equilibrada es clave, recuerda incluir frutas y vegetales, además de fibra y beber suficiente agua para evitar el estreñimiento. Evita el consumo de alcohol y cigarrillos y cualquier otra sustancia que sea dañina para el embrión.

Los únicos medicamentos que debes tomar son los prescritos por el especialista durante el tratamiento. Si crees que necesitas tomar alguna píldora o medicamento por una causa ajena al tratamiento, debes consultarlo de inmediato con tu médico que está siguiendo tu tratamiento de reproducción asistida.

Después de la transferencia, entrarás en un período llamado Betaespera. Este período durará hasta el día de la prueba de embarazo, es decir, entre 10 a 14 días antes de realizarla. En este período de tiempo, también es clave que busques consejo en la Unidad de Apoyo Psicológico en caso de necesitarlo.

Como ves, hay algunos cuidados para las embarazadas en lo que almohadas se refiere y también deben haber cuidados en el proceso previo al embarazo, si es que te realizaste un tratamiento de reproducción asistida. En relación con los cuidados después de la transferencia de embriones pudiste ver que son sencillos de seguir y que son esenciales para que todo salga de la mejor forma, lo importante es seguir al pie de la letra las indicaciones de tu medico especialista.

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up