10 febrero 2019

Cinco tips para combatir el estrés en un tratamiento de Reproducción Asistida

IVI

El estrés es capaz de desestabilizar todo el cuerpo, pues nos pone en alerta para responder a una amenaza. Inicialmente el estrés es un mecanismo positivo para reaccionar rápidamente ante una señal de socorro, pero cuando la tensión pasa a la rutina de una persona, sus efectos interfieren con el equilibrio de la salud, que por lo tanto puede afectar en el tratamiento de Reproducción Asistida.

El 90% de nuestros pacientes sufren estrés con niveles de ansiedad y síntomas depresivos superiores a la media de la población. El objetivo es procurar el mayor equilibrio emocional en las parejas y prevenir que aparezca cualquier problema que pueda afectar directamente sobre la pareja, como pueden ser las preocupaciones excesivas, ansiedades o depresiones.

Cómo reducir el estrés

Reducir el estrés siempre afectará positivamente el cuerpo, por lo que Daniela Vargas, psicóloga especialista de IVI Santiago, nos aconseja qué hacer para evitar que influya en la fertilidad y en el tratamiento de Reproducción Asistida
En la mayoría de los casos, cuando los niveles de estrés son muy altos, el apoyo psicológico de un profesional es muy importante. Junto con el especialista se abordarán distintos aspectos:
– Aceptar la situación: A veces, el embarazo tan esperado tarda más de lo que nos gustaría. Acepta con naturalidad las emociones que puedan surgir, sin sentir culpa por ello.
– No te aísles: Sucede con frecuencia el aislamiento social de las parejas que tienen dificultad para lograr el embarazo. No es necesario contar a los cuatro vientos sobre la infertilidad de la pareja, pero es importante confiar en algunas personas y si es posible contar con la familia mejor aún, además de vivir la vida normalmente; sin abandonar las actividades que más les gusta. Es más, hasta pueden poner en práctica esos hobbies que en algún momento dejaron abandonado, obviamente en la medida de lo posible siempre y cuando el tratamiento se los permita.
– Tener una buena relación de pareja: La pareja debe estar de acuerdo en cuanto al tratamiento y al sueño de tener un hijo, la comprensión del uno con el otro es importante durante el proceso para lograr el embarazo.
– Vive la vida: Durante el tratamiento es importante y hay que tratar de vivir esos momentos felices ya sea en pareja o en solitario. Intentar disfrutar al máximo y aprovechar la vida mientras se espera y se transita por el camino hacia el tan anhelado embarazo. ¡Sonríe y vive buenos momentos! ¡Porque el camino es tan importante como el destino!
– Confiar en un médico especialista: Es importante que la pareja encuentre un especialista en medicina reproductiva de su confianza, ya que se sentirán mucho más cómodos y esto influye bastante en el éxito del tratamiento.
Como pudimos ver a veces el tratamiento de Reproducción Asistida puede consistir en un período de crisis, de desafíos, dificultades emocionales, conflictos y vivencias intensas para muchas parejas, haciendo altos niveles de ansiedad, sufrimiento emocional y hasta síntomas depresivos. Con esto, se hace necesario un espacio de escucha a las cuestiones emocionales, donde las parejas puedan expresar sus sentimientos, miedos y angustias, y reflexionar sobre sus elecciones y otras cuestiones relacionadas con el deseo de tener hijos. Esperamos que estos tips, puedan ser de ayuda.

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up