31 Mayo 2020

¿Ser fumador puede influir en la baja calidad del semen?

Fertilidad y tabaco

Por el Comité editorial de IVI Santiago

Al encender un cigarrillo, el tabaco se quema y produce humo. Se han identificado más de 8000 productos químicos o “componentes del humo” en el humo de los cigarrillos. Las autoridades de salud pública han clasificado más de 100 de ellos como causas o posibles causas de enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco, como el cáncer de pulmón, las enfermedades cardiovasculares y el enfisema. Algunos de esos componentes son: arsénico, benceno, monóxido de carbono, metales pesados (como plomo y cadmio), cianuro de hidrógeno y nitrosaminas específicas del tabaco. Los agentes químicos que contiene el humo del tabaco son perjudiciales para la fertilidad en fumadores frecuentes y pasivos en hombres y mujeres.

 

¿Son todos los cigarrillos perjudiciales y adictivos?

Sí, todos los cigarrillos son perjudiciales y adictivos. A pesar de que existe una amplia variedad de marcas de cigarrillos disponibles en el mercado con distintas características (p. ej., mezclas de tabacos variadas, diámetro, longitud, así como con distintos niveles de alquitrán, nicotina y monóxido de carbono), los fumadores no deben asumir que ninguna de estas significa que un cigarrillo es menos perjudicial o adictivo que otro. Aunque dejar de fumar puede ser muy

 

¿Cómo afecta el tabaco en la fertilidad del varón?

El hábito de fumar también puede afectar la fertilidad masculina, así que podría reformularse como “El tabaco perjudica seriamente la fertilidad masculina”.

En el caso de los hombres, su fertilidad puede verse afectada en cuanto a la disminución de la calidad, cantidad y motilidad de los espermatozoides. El tabaquismo provoca patologías de tipo pulmonar, cardiovascular y cancerígeno. También reduce la calidad del semen y en cuanto a la cantidad de concentración de esperma en promedio disminuye un 22%.

El hábito de fumar puede disminuir considerablemente la calidad espermática del hombre al fragmentarse el ADN del gameto, pudiendo influir en la infertilidad masculina. Las roturas o lesiones en el material genético del espermatozoide suponen una reducción significativa de las tasas de fecundación e implantación, así como de la calidad embrionaria.

 

Lesiones en el ADN del espermatozoide

La fragmentación del ADN espermático puede surgir de forma intrínseca en el propio proceso de maduración del gameto, aunque existen también factores externos que pueden afectar a dichas lesiones. El ADN del esperma también se puede romper porque el varón haya sufrido procesos febriles.

El número y el tipo de roturas o lesiones del ADN que contiene el espermatozoide condicionan la integridad del material genético, lo que dificulta la consecución del embarazo, incluso al someterse a tratamientos de reproducción asistida. Y es que sustancias como la nicotina y compuestos tóxicos como los polifenoles, hidrocarburos cromáticos e incluso pesticidas, todos ellos presentes en los cigarrillos, pueden dar lugar a dicha fragmentación.

 

¿Cómo afecta el tabaco en la fertilidad de la mujer?

En cuanto a fertilidad femenina, el efecto que genera el tabaco en la mujer puede ser comparado al de tener diez años más, afectando así a la calidad de sus óvulos y embriones. Según se ha demostrado que tienen un mayor riesgo de complicaciones sobre las mujeres que no son fumadoras y que no han estado expuestas al tabaco (hay que tener en cuenta que este riesgo es proporcional a la exposición al humo del tabaco). Algunas de estas posibles complicaciones pueden ser una mayor probabilidad de tener un embarazo ectópico, aborto espontáneo y muerte prenatal.

El hecho de fumar cada vez más en edades tempranas también supone un problema, ya que el humo del tabaco afecta a la hormona reguladora de la ovulación implicando una menor actividad ovulatoria.

El consumo de tabaco puede dificultar la probabilidad de conseguir un embarazo. Las mujeres que fuman en edad reproductiva suelen presentar una peor calidad de los ovocitos y embriones. La calidad ovocitaria empeora ya que algunas de las sustancias que contiene el tabaco, pueden producir un efecto tóxico sobre el desarrollo de los folículos (formaciones que contienen a los óvulos durante el crecimiento de estos). El desarrollo de los folículos se ve afectado porque llega un menor flujo sanguíneo, y ello repercutirá en la calidad de los óvulos alojados y por tanto en la calidad de los embriones obtenidos.

Otro efecto del tabaco en la fertilidad femenina es el incremento de anomalías cromosómicas de los óvulos, que puede traducirse en un aumento de la probabilidad de aborto.

 

El consumo de cigarrillos y el embarazo

Las mujeres embarazadas no deberían fumar ni utilizar ningún otro producto que contenga nicotina. Según las autoridades sanitarias, las mujeres que fuman antes o durante el embarazo son más propensas a:

  • Sufrir partos prematuros, complicaciones durante el embarazo y partos en los que el bebé nace muerto
  • Dar a luz a bebés con bajo peso al nacer. Los bebés con bajo peso al nacer tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades durante la adolescencia y la edad adulta e incluso de muerte
  • Dar a luz a bebés con síndrome infantil de muerte súbita.
  • Dar a luz a bebés con desarrollo pulmonar insuficiente.

Por lo tanto, si está embarazada o piensa que puede estarlo, no fume.

 

Cigarrillo y estrés

El cigarrillo sin duda no contribuye a nada bueno, fumar solo perjudica la salud, en épocas de cuarentena suelen aflorar ansiedades, por lo que el cigarrillo puede volverse un aliado como válvula de escape.

Los fumadores señalan como uno de los principales motivos por los cuales encienden un cigarrillo, son la ansiedad, el nerviosismo y el estrés, ya que adjudican al tabaco un efecto relajante que contribuye a reducir la sensación de irritabilidad que el estrés genera.

Sin embargo, se sabe que el cigarrillo no alivia el estrés, sino que, por el contrario, lo agrava, ya que es precisamente la dependencia al tabaco lo que genera nerviosismo y estrés, por supuesto, con la droga que genera adicción. Pero la creencia de que el hábito de fumar alivia el estrés es totalmente errónea.

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up