20 Junio 2020

Beneficios del ácido fólico para la fertilidad

 Por el comité editorial de IVI Santiago

 

En este articulo hablaremos sobre el ácido fólico. Desde que se toma la decisión de ser padres, empiezan a surgir varias interrogantes en relación al embarazo. La búsqueda de un bebé es un camino placentero, pero a la vez puede ser largo. Sin embargo, una de las preguntas que más le preocupan a la futura madre, es saber cuándo es necesario el consumo de ácido fólico. Lo recomendable en estos casos es acudir a una cita con el médico ginecólogo para que valore su estado de salud y, por ende, recete las vitaminas y suplementos adecuados.

Por esta razón, desde IVI Santiago, siendo el mayor grupo de Reproducción Asistida en el mundo, te compartimos esta información clave que muchos futuros padres se preguntan en relación al nacimiento del bebé. Los especialistas hacen hincapié en que un abuso en los nutrientes puede afectar las condiciones de la madre, al igual que el desarrollo del feto. Entonces, en este punto surge la siguiente premisa, ¿qué es el ácido fólico?  Se trata de una vitamina que pertenece al complejo B. También se le conoce como vitamina B9, folatos o folacina. Según las investigaciones, fue descubierto en la década de los 40 y su nombre procede del latín “folium” que significa “hoja”.

No en vano, es una vitamina esencial para la salud de la mujer en edad fértil. Pues es clave en el proceso de la multiplicación celular. El ácido fólico, de acuerdo a los estudios científicos, puede prevenir ciertas enfermedades como por ejemplo el labio leporino y los defectos en el tubo neural en el bebé como la anencefalia, la espina bífida y hasta la hidrocefalia. Ahora bien, este tubo es una estructura que está en el embrión, y es allí donde se origina el sistema nervioso central. Entonces, si la madre presenta una carencia de ácido fólico puede afectar su cierre, provocando daños en la columna vertebral o malformaciones de todo tipo.

Durante la cuarta semana de gestación, se produce este cierre. Aunque en ocasiones no se sabe con exactitud si ya existe un embarazo en esta fase. Es por ello que la planificación del embarazo es fundamental en la pareja; tomar ácido fólico de manera preventiva es una de las principales recomendaciones de los expertos en fertilidad. Por ejemplo, el Dr. Rodrigo Carvajal, médico especialista en Reproducción Asistida sostiene: “Para quedar embarazada, siempre es necesario tomar ácido fólico. Su ingesta debe hacerse desde 3 meses antes de suspender la anticoncepción. Pues, disminuye el riesgo de malformaciones del tubo neural (espina bífida, mielomeningocele y anencefalia)”.

Otros estudios señalan que el consumo de esta vitamina puede evitar los abortos espontáneos y el parto prematuro. En este sentido, vale destacar un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que estimó que en el año 2018 la tasa de nacimientos prematuros se ubicó entre el 5% y el 18% de los recién nacidos en 184 países. En tanto, las directrices de la OMS establecen que “la prevención de las complicaciones y las muertes debidas al parto prematuro comienza con un embarazo saludable. La atención de calidad antes del embarazo, durante el embarazo y entre embarazos garantiza que la gestación sea una experiencia positiva para todas las mujeres”.

¿Para qué sirve el ácido fólico?

  •         Protege las células sanas de la mujer.
  •         Previene la anemia.
  •         Controla la hipertensión.
  •         Mejora la formación del sistema nervioso.
  •         Controla los síntomas asociados a la menopausia,
  •     Reduce las probabilidades de padecer cáncer de colon, cáncer de cuello uterino o cáncer de seno, en algunos casos.
  •         Protege al bebé de presentar malformaciones en el cerebro o en la columna vertebral.
  •         Disminuye las posibilidades de tener un bebé prematuro o de bajo peso.

¿Qué relación existe entre la fertilidad y el ácido fólico?

El Dr. Rodrigo Carvajal también aclara que “sólo mujeres deben consumir ácido fólico”. Esto porque tiene una estrecha relación con la fertilidad y el embarazo: Cuando la mujer empieza a consumir las cantidades necesarias de esta vitamina según el estado de salud de su organismo. Otro aspecto que analizan los especialistas en fertilidad asistida, es que los tratamientos de Fecundación In Vitro, llegan a buen término cuando la futura madre presenta un alto índice de ácido fólico en su cuerpo.

¿Cuándo se debe consumir ácido fólico?

Vale aclarar que el requerimiento del ácido fólico varía acorde a la edad de la mujer y su estado fisiológico. Por ejemplo, desde los 16 años se recomienda consumir 400 microgramos. En el caso de las embarazadas, lo ideal son 600 microgramos. Sin embargo, los expertos señalan que su ingesta debe hacerse 3 meses antes del embarazo. Mientras que en las madres que están en fase de lactancia se aconseja una ingesta de 500 microgramos al día. Cumpliendo este plan se reduce hasta en un 70% las probabilidades de que el bebé nazca con alguna enfermedad.

¿Dónde se consigue el ácido fólico?

Los alimentos son una fuente rica en ácido fólico. Este tipo de vitamina se absorbe a través del intestino delgado y se distribuye en el organismo mediante la sangre. A su vez, el cuerpo posee unos pequeños depósitos en el hígado que se producen por las bacterias de la flora intestinal. No obstante, la falta de ácido fólico ocasiona la aparición de la infertilidad, la inflamación de las encías, los problemas gastrointestinales, la diarrea o la fatiga. Las harinas en chile están fortificadas con acido folico desde el año 2000 como politica publica para reducir los defectos del tubo neural, lo que ha sido exitoso en un 40%. Así que es importante consumir los siguientes alimentos:

  •         Espinacas.
  •         Lechuga.
  •         Brócoli.
  •         Coliflor.
  •         Remolacha.
  •         Lentejas.
  •         Chaucha.
  •         Repollo.
  •         Palta.
  •         Papa.
  •         Batata.
  •         Tomate.
  •         Porotos.
  •         Avena.
  •         Cereal.
  •         Arroz.
  •         Pan integral.
  •         Pasta.
  •         Leche.
  •         Yogurt.
  •         Huevo.
  •         Pollo.
  •         Hígado de pollo.
  •         Carne de res.
  •         Hígado de res o cerdo.
  •         Sardinas.
  •         Naranja.
  •         Mango.
  •         Mora.
  •         Piña.
  •         Maní.

Hay que enfatizar que los vegetales y las hortalizas disminuyen sus propiedades con la cocción; por ende, la cantidad de ácido fólico se reduce hasta en un 40%. Así que, para completar la dosis diaria, es importante consumir suplementos vitamínicos para potenciar los aportes de nutrientes de los alimentos al organismo tanto de la madre como del futuro bebé. Además, cabe mencionar que es primordial acudir a una consulta médica para asesorarse con un especialista sobre cómo lograr un embarazo saludable.

Un dato a tomar en cuenta

Si la futura madre tiene un tratamiento basado en anticonvulsivos (medicamentos para tratar la epilepsia) debe asistir a un especialista. Dado que, si empieza la planificación de un embarazo, la absorción de ácido fólico se vería afectada. 

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up