5 Agosto 2013

IVI Santiago podrá incrementar en un 15% las posibilidades de embarazo en fecundación in vitro gracias al Embryoscope

SANTIAGO, 05 DE AGOSTO DE 2013
IVI Santiago es el primer y único centro de reproducción asistida de Latinoamérica que trabaja con el Embryoscope, un avanzado incubador de embriones que permite observar al embrión minuto a minuto y escoger el mejor momento para transferirlo al útero materno.
Uno de los mayores desafíos en Reproducción Humana Asistida reside en la búsqueda de métodos que permitan una mejora sustancial de los resultados de implantación embrionaria y que ayuden además a eliminar el estigma de los embarazos múltiples en Fecundación In Vitro. La clave en el logro de dicha mejora reside en encontrar marcadores embrionarios no invasivos que se asocien a la capacidad de implantación de los embriones. Y es en este campo donde el Embryoscope va a suponer una importante mejora.
IVI Santiago cuenta con esta tecnología desde diciembre de 2012, con preembriones pertenecientes a 120 parejas de los programas de FIV (Fecundación in Vitro) incubados en el Embryoscope. Se trata de los primeros embriones que se desarrollan en este incubador de última generación que consigue observar al embrión en todo momento, al tiempo que va grabando sus primeros días de desarrollo con un continuo monitoreo. Las imágenes obtenidas son almacenadas y pueden visualizarse en forma de video, permitiendo una evaluación completa y en detalle de cada embrión, durante todo el tiempo del cultivo.
“Antes de utilizar este incubador no podíamos saber de ninguna manera el minuto y segundo exacto de las divisiones celulares del embrión; ahora tenemos un vídeo que reproduce fielmente el desarrollo celular, lo que nos permitirá incrementar hasta en un 15% las posibilidades de embarazo, ya que sabremos qué embrión se ha dividido celularmente en el momento oportuno y cuál no, y en base a ello haremos la transferencia”, comenta el Dr. Carlos Troncoso, director de IVI Santiago.
Este avanzado incubador ha sido diseñado por la empresa danesa Unisense e IVI fue el primer centro de reproducción asistida del mundo en incorporar sus ventajas reproductivas en 2008.
Del útero al Embryoscope
La paciente es estimulada para conseguir más de un ovocito el día de la extracción. Una vez los óvulos están lo suficientemente maduros, se extraen y se introducen en el Embryoscope.
De la Fecundación in Vitro a la Transferencia Embrionaria
En la Fecundación in Vitro, como su nombre indica, la unión de los gametos se produce en el laboratorio. Tras este proceso, los preembriones obtenidos se almacenan en los incubadores que simulan el útero materno y comienza su desarrollo embrionario. Los embriones permanecen en el Embryoscope hasta que la división da lugar a ocho células o hasta la etapa de blastocisto en el día quinto de desarrollo. A partir de este momento, los embriones óptimos serán los empleados para la transferencia a la futura madre.
Los gametos pueden pertenecer a los padres o, en el caso de presentar algún problema, pertenecer a donantes anónimos. En cualquier caso, el proceso de la maduración de los embriones es idéntico.
“A diferencia de los incubadores tradicionales, el Embryoscope nos va a decir cuál es el mejor embrión, sin lugar a dudas, porque así como antes sabíamos que en una franja determinada de tiempo se había producido la división celular, ahora sabremos en qué momento preciso transferirlo y cuál es el que más se ha ceñido al tiempo indicado por la naturaleza humana”, concluye el Dr. Troncoso.

CONTACTO DE PRENSA

  • Gerardo Aballay
  • Email: [email protected]
  • Teléfono: 2 2571 36 00
  • Avenida Alonso de Córdova 5153, Las Condes, Santiago de Chile. (Chile)

DOSSIER DE PRENSA

Última actualización
Abril 2018

Descargar PDF

Volver arribaarrow_drop_up