La esperanza, una realidad

Una perdida, distintos tratamientos sin éxito, asumirnos solos como pareja eran nuestro futuro, IVI fue quien cambio aquello, una rápida evaluación, un equipo médico de excelencia y una atención profesional permanente hicieron posible que naciera nuestra hija, aquel pequeño ovulo fecundado con tanto esfuerzo lleno nuestras vidas completamente y nos hace los padres más felices del mundo, ojalá IVI este pronto al alcance de todos, porque no debe se privilegio de algunos, sino la bendición de muchos. gracias a IVI por darnos la alegría de ser padres y la felicidad diaria de tener a esta pequeña princesa llenándonos de amor permanentemente…saludos y mil felicitaciones a todos.

Cuéntanos tu experencia

Enviando
Gracias por enviarnos tu exeriencia con nosotros

Reserva tu hora

Volver arribaarrow_drop_up