Donantes de Óvulos

La donación de óvulos es un acto solidario, voluntario y altruista de aquellas mujeres jóvenes que desean ayudar a otras mujeres a cumplir su deseo de ser madres. Se trata de un procedimiento rápido, indoloro y ambulatorio. Consiste en la estimulación controlada de los ovarios, para lo cual se realiza un tratamiento con hormonas durante 10 días. Una vez finalizado se procede a la obtención de los óvulos bajo sedación para luego ser fecundados.

Donantes de Óvulos

La donación de óvulos es un acto solidario, voluntario y altruista de aquellas mujeres jóvenes que desean ayudar a otras mujeres a cumplir su deseo de ser madres. Se trata de un procedimiento rápido, indoloro y ambulatorio. Consiste en la estimulación controlada de los ovarios, para lo cual se realiza un tratamiento con hormonas durante 10 días. Una vez finalizado se procede a la obtención de los óvulos bajo sedación para luego ser fecundados.

Tu ayuda

¿Qué requisitos debo cumplir para ser donantes de óvulos en IVI?

  • Debes tener entre 18 y 26 años.
  • Residir cerca (30-40 km) de alguna de las clínicas de reproducción asistida que disponen de Banco de óvulos, o acudir regularmente a la ciudad.
  • Debes estar sana y no tener ninguna enfermedad de transmisión sexual o genética

El proceso

Equipo médico y atención personalizada

En IVI siempre estarás en manos de médicos especializados en medicina reproductiva, psicólogos y personal auxiliar especialmente dedicado para ofrecerte un excelente trato humano y profesional. Además, te atenderemos en nuestras consultas y quirófanos equipados con la última tecnología garantizando tu seguridad.

Preguntas sobre la Donación de Óvulos

Sabemos que la donación requiere de un sentimiento de generosidad considerable, pero entendemos que el tratamiento que se requiere conlleva dedicación y tiempo y por tanto se te compensará por ello.

El número de ciclos que se pueden hacer en la clínica depende de diversos factores. Por plítica de nuestra clínica no debería ser superior a 6.

En lugar de lo que comúnmente se piensa, ni adelanta la menopausia, ni incrementa la incidencia de cáncer, ni existe una aparición súbita de acné o vello, como erróneamente se cree.

Es una prueba genética, mediante un análisis de sangre, donde se estudian más de 600 enfermedades genéticas para poder identificar posibles mutaciones. Ser portador de estas mutaciones genéticas no significa estar enfermo, pero es una información muy valiosa que servirá en el futuro cuando la donante tenga el deseo de ser madre.

Si, donar óvulos no significa que se agoten o se acelere la pérdida de tus óvulos. Una mujer nace con una carga de entre 500.000 y 1.000.000 de óvulos. Desde el nacimiento se van perdiendo óvulos, que se mueren con el paso del tiempo y después con las menstruaciones. En cada ciclo normal empiezan a crecer varios óvulos pero al final solo uno alcanzará el crecimiento suficiente para llegar a ovular. Con el tratamiento, conseguimos que varios alcancen el tamaño adecuado para madurar sin afectar al total de óvulos que la mujer posee.

Durante la estimulación ovárica hasta la nueva menstruación después de la punción folicular no es recomendable mantener relaciones sexuales, tanto por el riesgo de gestación múltiple como por el riesgo de torsión ovárica.

La punción folicular se realiza en quirófano bajo sedación general, pero precisa una estancia en la clínica de solo 2-3 horas. Después de ser valorada de nuevo por el ginecólogo serás dada de alta con recomendaciones precisas.

Sí, pero no podrás tomarlos durante el ciclo del tratamiento. El tratamiento de estimulación ovárica consiste en conseguir que, gracias a la medicación, el ovario produzca más óvulos, por lo tanto durante los días que dura el tratamiento, no se puede tomar anticonceptivos. Se te informará del momento en que tienes que abandonar los anticonceptivos.

El objetivo es conseguir que tus ovarios produzcan más óvulos, y esos óvulos de más, poder donarlos a las mujeres que lo necesiten. Para conseguir esto, es necesario que te administres una medicación durante 10-12 días.

Prácticamente ninguno. El proceso es generalmente bien tolerado y solo excepcionalmente conlleva algún riesgo como el síndrome de hiperestimulación ovárica, que consiste en una respuesta exagerada al tratamiento. Otros riesgo también descritos, como la infección, el hemoperitoneo o la torsión ovárica ocurren de manera excepcional. De todas maneras, se personaliza el tratamiento y se vigila de manera periódica a la donante para minimizar cualquier riesgo.

¿QUIERES SER DONANTE?

Ponte en contacto con nosotros
Volver arribaarrow_drop_up