15 Enero 2021

¿Por qué recurrir a la ovodonación en caso de infertilidad?

vitaminas esenciales

Por el Comité editorial de IVI Santiago

El término de la ovodonación cada vez toma más auge dentro de lo que concierne a la medicina reproductiva. De a poco deja de ser un mundo desconocido para ser considerado como una alternativa para aquellas mujeres que no pueden gestar un embrión por medio de sus propios óvulos. Entonces, se conoce como ovodonación a la técnica de reproducción asistida, en la que el gameto femenino se obtiene de una donante. El objetivo es que pueda ser utilizado en una madre receptora a través de una técnica de la Fecundación in Vitro.

A su vez, viene bien aclarar que los óvulos de la donante se obtienen por medio de una técnica de extracción, luego estos óvulos serán inseminados con los espermatozoides de la pareja de dicha madre receptora o bien de otro donante para obtener embriones. Éstos, finalmente, serán transferidos al útero materno gracias a los beneficios de la Fecundación in Vitro. Desde IVI Santiago damos fe que la técnica de ovodonación es una de las más confiables de la medicina reproductiva. Incluso, tiene las tasas acumuladas más altas de éxito en embarazo, superan el 95%.

Una de las bondades de la técnica de ovodonación, es que permite a las mujeres que no obtuvieron buenos resultados con los tratamientos homólogos propios de la Fecundación in Vitro, puedan concebir finalmente un embarazo. De hecho, representa una alternativa para aquellas pacientes que no han podido someterse a este tipo de tratamiento como lo es la fecundación.

¿Cómo se da el procedimiento de la ovodonación?

Por otro lado, vale destacar que, en este tipo de técnicas, es importante que la donante de óvulos se someta a una serie de pruebas médicas para tener dicha aceptación. Una vez finalizada esta fase, se procede al tratamiento hormonal para la estimulación ovárica. Esto se da desde el momento que los folículos ováricos maduran; vital para el proceso de la fecundación. Seguidamente, se realiza la punción ovárica en la donante. Para efectos, la paciente deberá ser sedada y así evitar cualquier incomodidad mientras se llega a los ovarios a través de la vagina para tomar los ovocitos.

De acuerdo con el equipo médico que trabaja en IVI Santiago, la donación de óvulos se caracteriza por ser un procedimiento no invasivo, ambulatorio e indoloro. Asimismo, los especialistas en fertilidad remarcaron que esta estimulación controlada de los ovarios puede durar 10 días. A lo largo de este periodo, el médico debe realizarle una ecografía a la donante para constatar que los folículos tengan el tamaño deseado, al igual que existan un mayor número de óvulos. En el caso de la paciente receptora, se le indicará una medicación para condicionar el endometrio y facilitar la implantación de los embriones que se transferirán.

En cuanto a la preparación del semen, bien se sabe que puede obtenerse en mismo día de la donación ovocitaria. Sin embargo, es oportuno hacer hincapié en que dicha preparación se hace al cumplir una abstinencia sexual entre 2 y 5 días. La finalidad es que en el laboratorio puedan descartar una serie de componentes para entonces seleccionar los mejores espermatozoides para fecundar los óvulos donados. No obstante, vale hablar de criopreservar el semen previo a la donación. Es decir, puede conservarse de manera congelada hasta que se consiga una donante compatible.

Al llegar a este punto, toca hablar de la fecundación; es decir, de ese primer contacto entre los ovocitos y los espermatozoides, esto se logra gracias a la técnica de la Fecundación In Vitro o de la Inyección Intracitoplasmática (ICSI). Dicho procedimiento consiste en una inyección de un espermatozoide vivo, al interior del óvulo.

Sobre este particular se hace un paréntesis. En IVI Santiago apostamos por el single embryo transfer o SET. Se trata de un procedimiento en el que se transfiere un solo embrión con el propósito de lograr la implantación y, finalmente, un embarazo y un hijo sano. Mientras que aquellos embriones que no se transfieren al útero materno, se almacenan mediante la técnica de vitrificación de ovocitos para ser utilizados en un futuro.

¿Quiénes pueden ser madres por ovodonación?

  •         Mujeres de edad avanzada, mayores de 40 años.
  •         Mujeres con fallo ovárico a causa de una menopausia.
  •         Mujeres que sufren de enfermedades que originan un fallo ovárico primario o precoz
  •         Pacientes con ovocitos de mala calidad.
  •         Pacientes con enfermedades genéticas.
  •       Pacientes que ya se sometieron a la Fecundación in Vitro con sus propios óvulos y no obtuvieron un buen resultado.

Vale destacar que en IVI Santiago la donación de óvulos es un proceso voluntario y anónimo. Es decir, la identidad de las donantes y de quienes se convierten en madres por ovodonación permanecen bajo estrictos protocolos de seguridad. Por otro lado, es oportuno remarcar que en la clínica también se dispone de un Banco de Óvulos, el más grande del país y que, a su vez, es coordinado por el Departamento de Ovodonación con la finalidad de recibir a todas aquellas mujeres que desean ser donantes.

¿Cuáles son los resultados que se obtienen mediante la ovodonación?

Las mujeres que se someten a este tipo de tratamiento como la donación ovocitaria, pueden lograr el primer embarazo durante el primer ciclo del tratamiento. Un dato que se debe priorizar es si la paciente receptora tiene más de 48 años, podrá necesitar más de un ciclo de tratamiento; entre 2 ó 3 dependiendo de las condiciones de su útero para entonces tener un embarazo saludable y con resultados satisfactorios. No en vano, se considera una de las técnicas con más tasa de éxito.

En los últimos 5 años se registraron más de 1.200 tratamientos por ovodonación. Por lo general, a este tipo de tratamientos recurren las mujeres mayores de 40 años con parejas o solas que padecen de problemas de esterilidad o que han pasado por abortos espontáneos.

¿Cómo se da la ovodonación en Chile?

Cada vez es más frecuente que las mujeres chilenas posterguen la maternidad. De hecho, las tasas actuales de fertilidad son bajas y están casi a la par de los indicadores europeos. La mayoría de las veces las mujeres chilenas buscan ser madres después de los 35 años.

En Chile a través de la Resolución Exenta N° 241 de 27 de mayo de 2015, del Ministerio de Salud, se aprobó una guía para el estudio y tratamiento de la infertilidad.

¿Quién puede ser donante de óvulos?

A propósito, la donante debe cumplir con una serie de requisitos para tener la aceptación del programa de donantes de óvulos:

  •         Las mujeres entre los 18 y 31 años de edad.
  •         Pacientes con estatura promedio de 1.53 en adelante.
  •         Pacientes con historial genético acorde.
  •         Mujeres con antecedentes familiares estables.
  •         Mujeres con buen diagnóstico de su aparato reproductor.
  •         Pacientes con una evaluación ginecológica y psicológica completa.

      Aquí las mujeres cumplen un rol fundamental en el tratamiento de ovodonación, en el que hay dos sentimientos muy marcados, el amor y la generosidad que dos mujeres sienten en lo más profundo de su ser y que están dispuestas a vivir.

Solicita información sin compromiso:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up